Pugnan por una ordenanza regulatoria “progresista” para los remises

Ante “el incremento de la actividad de los remises”, la Unión de Trabajadores Choferes de Remises y Afines de la República Argentina (UTCRARA) le solicitó al gobierno municipal que se haga un estudio de saturación a través de la Universidad Tecnológica Nacional y/o por la Facultad de Ciencias Económicas para conocer fehacientemente la cantidad de autos al instante, remises, que hacen falta para cubrir las demandas de la población de General Pueyrredon.
Asimismo, piden crear una mesa de trabajo donde intervengan los actores interesados “para avanzar en la confección de una nueva ordenanza para terminar con las enmiendas y reformas, porque ya no admite más arreglos y avanzar sobre nueva ordenanza que cubra los próximos 20 años”.

Explicaron que “en la actualidad puede afirmarse que corresponde avanzar hacia un sistema regulatorio progresista y no conservador que permita mejorar la calidad del servicio brindado en beneficio de la población toda”.

“A fin de lograr el objetivo planteado, la administración debe definir la intención de un cambio radical en este tema mirando hacia los próximos 20 años y dividir los requisitos que la actividad corresponde en las agencias, automóviles habilitados y choferes autorizados a manejar remises” agregaron.

Asimimo, “tomando en consideración un nuevo Código de Habilitaciones, quedando sin efecto la palabra licencia para el remis, estableciendo para los rodados una antigüedad de 15 años (la normativa anterior exigía 8 años). Corresponde implementar un sistema que haga progresivo el viejo sistema a uno actual”.

“Sin perjuicio de la evaluación poco favorable realizada de la anterior normativa -afirmaron- que imponía por cada 3 taxis un remis, corresponde en haras de la reorganización definitiva de la actividad intentar un procedimiento de reempadronamiento, visto que la población de General Pueyrredón ha crecido demográficamente desde el año 1994”.

“El servicio de transporte público no cumple con las necesidades de los barrios periféricos de la ciudad” culminaron señalando, teniendo en cuenta los datos arrojados en el censo 2001 que constataron una densidad poblacional de 386,3 habitantes por km2.

Comentá la nota