Pueyrredón: extienden la doble mano con fuertes restricciones para los autos

Entre Córdoba y Bartolomé Mitre queda un solo carril para vehículos particulares.
Hoy a las 8 de la mañana será cortado el tránsito en dos carriles de la avenida Pueyrredón (y su continuación Jujuy), desde Córdoba hasta Belgrano, para que dos horas después entre en funcionamiento la doble mano. Esa modalidad funciona desde el 27 de febrero en el tramo que va de Del Libertador a Córdoba pero esta será una jugada más arriesgada del Gobierno de la Ciudad, ya que entre Córdoba y la estación Once están las cuadras más transitadas de Pueyrredón.

La principal novedad en este tramo es que, los días hábiles entre las 8 y las 20, la avenida prácticamente estará vedada a los autos particulares. Es que sólo podrán circular por el carril central, en dirección Norte-Sur. Los cuatro carriles de los costados -dos en cada dirección- serán exclusivos para el transporte público. Desde Córdoba en dirección a Bartolomé Mitre podrían ir taxis ocupados y libres junto a los colectivos, pero desde Bartolomé Mitre hacia Córdoba estarán excluidos los taxis libres.

Para compensar el espacio que se le quita a los autos particulares, hace ya un par de meses que fue invertido el sentido de la calle Ecuador, que desde su nacimiento en Juncal va en dirección a Once. Además, a partir de hoy, quienes vayan por Corrientes y pretendan doblar hacia el lado de Rivadavia podrán hacerlo por Castelli, ya que se dará el vuelta el sentido de la primera cuadra de esa calle, entre Corrientes y Valentín Gómez.

En cuanto a quienes van en sentido contrario, de Once hacia Córdoba, la buena noticia es que por Paso y Larrea, las calles paralelas a la avenida, ya no irán más colectivos. Serán diez las líneas (41, 61, 188, 68, 118, 101, 132, 75, 194 y 64), que ahora irán y volverán por Pueyrredón, gracias a la habilitación del contracarril.

El director de Tránsito y Transporte de la Ciudad, Guillermo Krantzer, dijo a este diario que, por Paso o Larrea, los colectivos están tardando un promedio de 25 minutos en llegar desde Once hasta Las Heras. Ese tiempo es el que se aspira a bajar.

En Recoleta, el grupo de vecinos que en febrero se opuso a la doble mano en el tramo Libertador-Córdoba, volvió a manifestarse ayer contra la extensión, en Pueyrredón y French. "Es una medida improvisada y peligrosa que no cuenta con estudios técnicos serios que la respalden", dijo Nelson Durisotti.

Comentá la nota