En Puerto Madero ya hay rebajas de hasta 20% en el precio de los departamentos

Cerca del 15% del negocio inmobiliario de esa zona está en esa condición. Se paga hasta un 20% menos, pero algunos inmuebles se mantienen en los u$s 5000 el metro cuadrado
La crisis internacional modificó el papel de los inversores extranjeros, y los transformó de compradores casi compulsivos y fanáticos de Puerto Madero, a vendedores por necesidad.

El resultado de esto no se limita a una virtual huida por parte de los foráneos. Ante su necesidad de vender, hoy aceptan ofertas que están hasta un 20% por debajo de sus intenciones iniciales, situación que de algún modo, además cambia el cuadro tarifario de esta zona.

"Son extranjeros que están obligados a desprenderse de sus inmuebles ante la urgencia de cubrir agujeros que les provocó la crisis en otros mercados", explicó a El Cronista, Roberto Tizado, de los agentes inmobiliarios con más peso de la zona.

"Por el momento esta posibilidad de negociación se da sólo en aquellos departamentos que están en manos de extranjeros con urgencia de hacerse de efectivo", precisó Tizado.

Las oportunidades de este tipo, sin embargo, por el momento no caen del cielo. En el mercado estiman que cerca de un 15% del mercado de Puerto Madero está en estas condiciones.

En cuanto a la preponderancia que tienen los inversores de otros países en el mercado argentino, los analistas del sector estiman que hoy cuentan con no más de un 20% del total.

Aunque a los empresarios inmobiliarios en general les cuesta reconocer que de algún modo el mercado en el que trabajan también sufre las consecuencias de la crisis, algunos se atreven a hablar sobre el tema.

"No creo que haya emprendimiento con presencia extranjera en el que hoy no se observe la tendencia de vender con rebajas por parte de inversores foráneos. Por lo general, cuando lanzan el departamento al mercado piden precios acordes a la media del mercado, aunque muy abiertos a escuchar ofertas inferiores. Pero es cierto también que algunos optan directamente por bajarlos un 20%, de modo de cerrar rápido la operación", sostuvo un empresario del rubro, con desarrollos en varios diques de Puerto Madero.

Los argentinos, inmóviles

Al menos hasta hoy, los argentinos juegan un papel muy diferente dentro de este esquema.

La determinación de los extranjeros de reducir sus pretensiones, sumada a la crisis financiera, enfrió el precio del metro cuadrado en todo el país, por lo que hoy no es el mejor momento para vender.

Tizado dijo que los argentinos "no están tan apretados para vender" y que "hoy por hoy la situación más compleja en este sentido la viven los extranjeros".

La actitud de los propietarios locales con intenciones de vender, entonces, es dejar pasar el momento de estancamiento que vive el mercado inmobiliario –tanto en precios como en volumen de ventas–, y poner su departamento en alquiler.

"De este modo resguardan el activo para cuando el panorama mejore. Si no consiguen que les paguen lo que quieren, no lo venden", manifestó Jorge Toselli, de JT inmobiliaria.

Esta tendencia comenzó a agregar mayor superficie al mercado de renta de Puerto Madero, que había reducido su nivel en forma considerable.

Las ofertas lanzadas por aquellos con necesidad de vender, sin embargo, no logró derrumbar los precios más caros de esta zona de Capital Federal.

En algunos emprendimientos, y sobre todo en ubicaciones exclusivas como los penthouse de algunos edificios, el costo del metro cuadrado se niega a descender de los u$s 5000.

"Ese es un mercado que todavía existe, aunque cueste entenderlo. Tal vez dónde se siente más ese reacomodamiento de precios es en los niveles medios de los edificios", dijo Tizado.

El valor promedio del metro cuadrado se ubica en torno de los u$s 2500

Comentá la nota