El “Puerto Madero marplatense” ahora se llevará 6 millones de las arcas comunales

La idea de mudar la noche de Mar del Plata hacia el mar surgió a partir de una polémica que lleva más de cinco años. Los vecinos de la calle Alem, en el barrio Playa Grande, denunciaron a los boliches por ruidos molestos.
Después de protestas, idas y vueltas y propuestas desechadas, las dos partes llegaron a un consenso. “La nocturnidad no está permitida en Playa Grande porque es un barrio residencial. Esto no es una promesa. Es una realidad. Los comerciantes y los vecinos firmaron una carta de intención. La municipalidad incluyó en el presupuesto seis millones de pesos para ejecutar las obras de iluminación, agua, cloacas, pavimentación y gas. La construcción de los locales será financiada por los propietarios. Las obras empezarán este año para que el complejo sea inaugurado durante el verano 2010”, dijo Pulti este Miércoles al diario porteño Crítica de Argentina, que se esforzó en tratar al proyecto local que más entusiasma a la Presidenta Cristina Kirchner, como el “Puerto Madero marplatense”.

Tal como lo reveló 0223.com.ar y de acuerdo a lo que se refleja en el proyecto de ordenanza del Presupuesto Municipal 2009, el gobierno municipal destinará 300 mil pesos para alumbrado y 1,5 millones de pesos para obras viales en la Escollera Norte para concretar la relocalización de los boliches de Alem.

En declaraciones a este vespertino digital, Gladys Blanc, presidenta de la sociedad de fomento de Bosque Peralta Ramos, manifestó su malestar ante la posibilidad de que se destinen cerca de 2 millones de pesos para concretar el traslado de los locales nocturnos al sector de Escollera Norte. “Basta de hacer gastaderos de dinero sin sentidos porque acá tenemos un agujero al lado del otro en las calles y respiramos polvo todo el tiempo”, exhortó la vecinalista.

En ese sentido, argumentó que son “necesarias cosas más importantes” por lo que consideró conveniente “que se lleven los boliches a Constitución, o se haga una inversión privada y dejen de mal usar el dinero de los ciudadanos, siempre en detrimento de los barrios”.

Además, Blanc criticó la inacción de los funcionarios ante los reclamos de los vecinos, aunque apuntó particularmente hacia el titular de Vialidad Municipal, Ing. José María Conte: “Necesitamos una vereda peatonal desde la entrada hasta el final del bosque para evitar más accidentes, pero Conte no osa en darnos una entrevista porque dice que está muy ocupado; primero no nos atendió por la Copa Davis, ahora por la temporada, estamos totalmente postergados”.

Y remarcó que durante la gestión del Arq. Katz “pedimos 100 luminarias para lugares complejos como las paradas de los colectivos y nos dijeron que era imposible”.

“Con el convenio que cobrábamos hasta hace un año atrás podíamos comprar algunas lámparas, pero hoy como están las cosas, no podemos hacer esa inversión, que en realidad tendría que salir de las arcas de la Comuna, con lo que pagamos todos en los impuestos”, lanzó.

En tanto, Mirta Ibarra de Los Tilos sostuvo que ve la decisión del Departamento Ejecutivo “con mucha indignación ya que, en nuestro caso, hace 12 años que venimos bregando para llevar respuestas a los distintos reclamos de mi sector”.

“Puede ser que se le haga un bien a la ciudad ya que se solucionaría la problemática de Alem y los jóvenes, pero nosotros hace más de una década que estamos afectados por las inundaciones y las faltas de cloacas. Los políticos nunca están donde los necesita la gente”, sostuvo la dirigente barrial.

“Esas –continuó-a son cosas que nos prometen en todas las gestiones pero vemos que siempre hay más presupuesto para conformar de forma inmediata a un sector con posibilidades económicas superiores, mientras quienes aportamos para subsistir nunca somos beneficiados”.

“Hay una discriminación a la periferia, que somos también contribuyentes y sobreviven gracias a las gestiones del vecinalismo, que únicamente contamos con un presupuesto mínimo que lo hacemos elástico para que todos tengamos los mismos beneficios”, concluyó.

Finalmente, la presidenta de la Junta Vecinal del barrio Lomas de Peralta Ramos (ex Las Canteras), Susana Rodríguez, comparó la cifra que se implementaría para la reubicación de los boliches con los fondos que recibieron en el marco del Presupuesto Participativo: “Es más dinero que el que obtuvimos en el PP, y con el cual apenas pudimos lograr que nos hicieran una plaza, sin hablar de luces ni calles. Esto es una locura total”.

En esa línea, Rodríguez indicó a este vespertino digital que “desde que asumió Pulti y a pesar de que hago reclamos periódicamente o vamos directamente al EMVISURyGA, nunca vinieron a arreglar nada”.

“Incluso –explicó- tenemos corte de pasto por una gestión que debemos hacer de manera particular o cuando pedimos focos para iluminar las calles (sin brazos ni nada), nos contestaron que no tienen material para eso”.

Cabe recordar que hace escasos días concluyeron las asambleas del Presupuesto ¿Participativo? donde vecinos y fomentistas discutieron fervorosamente por la repartija de apenas 5 millones de pesos para la totalidad de los barrios de la ciudad.

EL OFICIALISMO DEFIENDE LA INVERSIÓN: “EL DINERO TAMBIÉN ES PARA LA TERMINAL DE CRUCEROS”

El presidente de la Comisión de Hacienda, Presupuesto y Cuentas del HCD, Dr. Santiago Bonifatti, defendió la inversión que promueve el Jefe Comunal al remarcar que será para “obras de infraestructura para el traslado de los bares de Alem pero también para el acondicionamiento de la Escollera para el famoso Puerto de Cruceros, que finalmente se conseguiría con este proyecto”.

“Por supuesto que también habrá inversión privada en el sector cuando se tengan que construir los establecimientos, pero este tipo de inversión no son necesarias sólo para los bares sino también para la terminal de cruceros”, insistió el dirigente de AM en declaraciones a 0223.com.ar.

“Además – agregó- se estará devolviendo tranquilidad a una zona que nunca la tendría que haber perdido y servirá para jerarquizar el sector, ya que seguramente con la ida de los boliches aumentarán los valores de las propiedades y se instalará otro tipo de comercios”.

En otro párrafo, y en relación con los dichos del edil Diego Garciarena, quien había considerado “inmoral” tal gasto del Presupuesto Municipal 2009, Boniffati respondió que “de ninguna manera es una gasto inmoral porque lo sería si no hubiera habido un aumento de entre el 30 ó 40% en el presupuesto de Salud, si no hubiéramos invertido en programas de Desarrollo Social para niños y jóvenes en riesgo o que tienen que ver con la alimentación sana o problemas habitacionales”.

En ese sentido, acusó al concejal del FpV – CP de “mirar la película incompleta” y “tener una óptica egoísta y sesgada ante la posibilidad de jerarquizar un sector de la ciudad que está abandonado desde hace muchos años y necesitaba este tipo de obras”.

“Sería inmoral -prosiguió- si fuera el único gasto que se hace desde el Municipio, y podría remarcar rápidamente la inversión que se va a hacer para la reparación del pavimento en todo General Pueyrredon, los cerca de 20 millones de pesos que se aplicarán a luminarias, la licitación prevista para muchas viviendas dentro del Plan Federal y todo lo que es defensa costera”.

A su vez, Bonifatti sostuvo que “no siempre quedan postergados porque nosotros nos hemos ocupado de que ello no ocurra durante todo el 2008”, al referirse a las múltiples quejas que surgieron desde el vecinalismo al respecto.

“Siempre hubo una costumbre en Mar del Plata de mirar hacia la costa y olvidarse del resto, pero creo que hay claras demostraciones de que la gestión del Intendente Pulti es distinta”, argumentó, y sugirió que “a esos vecinos también hay que hacerles ver la película completa; la posibilidad de tener una terminal de cruceros internacionales, lo que va a generar más turismo, más trabajo y más ingresos para todos los marplatenses”.

“Nunca este gobierno ha dejado de mirar a la ciudad en su conjunto y no se ha olvidado de los barrios periféricos”, acentuó por último.

Comentá la nota