El Puerto de Frutos de Tigre será como un shopping a cielo abierto

El Puerto de Frutos de Tigre será como un shopping a cielo abierto
El paseo ocupará 12 hectáreas y tendrá 600 locales. Se inauguraron dos galerías y antes de fin de año se invertirán $ 25 millones en la puesta en marcha de tres paseos comerciales
"Si hiciéramos todas las cosas que somos capaces de hacer, literalmente quedaríamos sorprendidos." Roberto Romero, presidente de la Agencia de Desarrollo Turístico de Tigre, tomó este precepto de Thomas Edison, y lo aplica en su trabajo diario. Como si fuese el CEO de una multinacional, aplica tanto estrategias de marketing como posicionamiento de marca para que cada vez más gente visite el municipio de Tigre.

Uno de los mayores puntos de atracción es el Puerto de Frutos, que hasta ahora solía convocar a 57.000 visitantes semanales pero, gracias a las ampliaciones y remodelaciones, se prevé que el número ascienda a 70.000 en pocos meses. La desarrollista inmobiliaria Vizora invirtió $ 15 millones para inaugurar, el 4 de abril pasado, Mercados del Delta, un paseo comercial y familiar que conjuga naturaleza, gastronomía, cultura, diseño y actividad portuaria. Ubicado en la dársena sur del Puerto de Frutos, aloja un nuevo polo gastronómico para la zona y más de 50 locales, aparte de contar con una dinámica agenda cultural durante todo el año. Este nuevo proyecto, que hasta el 8 de diciembre último albergó Casa FOA, abrió sus puertas al público el 4 de abril pasado. Dos semanas después, un grupo de inversores privados destinó otros $ 5 millones para poner en funcionamiento una nueva galería, Frutos Shop. Cuentan con locales de indumentaria como Polo o Akiabara, de gastronomía con marcas como Época de Queso (la más famosa de Tandil), de artesanías, arte, adornos, decoración y alimentos y bebidas. "Están ubicados en un espacio que estaba abandonado, que fue reconvertido con un concepto arquitectónico moderno, como si se tratara de un shopping a cielo abierto", detalla Romero. También hay locales que venden sillones de mimbre ergonómicos y demás artículos de diseño con valor agregado, que se hacen a partir de elementos naturales autóctonos del Delta, como la madera o el junco, por ejemplo. Estas artesanías, a partir de la creatividad del autor, se transforman no sólo en muebles de diseño, sino también en artículos de uso diario, como puede ser un posavaso o una portabotella de vino u otras variantes.

Pero esto no es todo. Si Valeria Lynch viviera en este distrito, cantaría: "Me das cada día más...". Es que se destinarán otros $ 25 millones para la construcción de tres emprendimientos de galerías más, que se pondrán en marcha antes de fin de año. En realidad, se trata de remodelaciones de predios que venían funcionando desde hace varios años, que se tiraron abajo y se hicieron de vuelta, de modo de aggiornarlos y generar un nuevo atractivo comercial. "El objetivo que perseguimos es llevar a que el Puerto de Frutos tenga la modalidad de un paseo de compras a cielo abierto. Con 600 locales en un predio de 12 hectáreas, será el más grande de la Argentina", se enorgullece Romero

Comentá la nota