Puerto Esperanza conmocionada por aparición de fotos del cadáver de Taty Piñero

Puerto Esperanza conmocionada por aparición de fotos del cadáver de Taty Piñero
Las sospechas sobre el crimen de Lieni “Tati” Piñeyro (18), ocurrido en Julio del 2012 en Puerto Esperanza, que apuntan a poner en duda al supuesto autor, empiezan a cobrar más fuerza.
Un periodista de Puerto Esperanza, Daniel Ortigoza, confirmó que en la radio en la que trabaja FM Imperio, recibieron en forma anónima, 5 fotografías que prueban que el cuerpo tenía restos de cabellos rubios y largos, es decir, totalmente diferentes de los del imputado Céspedes. Quien misteriosamente apareció muerto en la Unidad Regional V de Puerto Iguazú, el día previo a la fecha en la que estaba previsto que se le preste declaración indagatoria.

Ortigoza reveló también que ha recibido amenazas de muerte por seguir el caso de Lieni y por otra parte, aseguró que el poder político local -encarnado por los hermanos Alfredo y Gilberto “Pato” Gruber- está muy interesado en que se deje de hablar del caso. Desde las primeras semanas de ocurrido el crimen, existen versiones que señalan que el hijo de este último mencionado, estaría implicado en la violación seguida de asesinato. El hijo del diputado provincial Gilberto Gruber, casualmente, es de cabellos rubios.

Ortigoza brindó precisiones sobre las fotos que presuntamente confirmarían que existen pruebas materiales que incriminan a otra persona distinta de Hernán Céspedes, el joven de 19 años que fuera el único imputado y detenido por el horrendo crimen de Lieni. “El caso no está cerrado, ahora comienza la segunda parte”, advirtió Ortigoza al periodista que lo entrevistaba, quien dijo que para la Justicia el caso estaba resuelto y el supuesto homicida se había suicidado. En diálogo con radio Libertad, Ortigoza sostuvo que “han tirado debajo de la puerta de la radio, 5 fotos que serán entregadas a la justicia por el abogado de la familia de Lieni Piñeyro (Selva Andrade) para corroborar si son fotos nuevas (o son pruebas que ya integraban el expediente) Se cree que son del lugar donde fue asesinada la joven”, comentó el periodista de Puerto Esperanza, aunque agregó que “podrían ser nuevas (pruebas) para que se esclarezca definitivamente el crimen y lleguemos a los verdaderos culpables.”

“Arrojaron las fotos a la radio porque en Esperanza hay mucho miedo”, advirtió Ortigoza, para quien “hay persecución por parte del Poder”, contra los que piden justicia por el crimen. “El jueves pasado fui agredido verbalmente por el diputado provincial ‘Pato’ Gruber en el canal de la cooperativa eléctrica de Puerto Esperanza”, reveló el periodista.

Según Ortigoza, FM Imperio “es la única radio que está llevando adelante el pedido de justicia por ‘Taty’ (Piñeyro) Gruber dijo que yo era el ladrón más grande de Puerto Esperanza y que tiene 97 jueces para probarlo”, comentó en relación a la descalificación del diputado renovador a su labor como perito judicial.

“Acá está prohibido hablar del caso Taty”, insistió Ortigoza, quien aseguró que la FM Imperio “prestaba servicios a la municipalidad y la cooperativa y cuando difundimos información del caso, se rescindió los contratos”.

Consultado por la segunda parte del juicio mencionada por él al principio de la nota, Ortigoza explicó que esta tiene que ver con “la nueva pericia que consiguió el abogado (Selva Andrade) y las nuevas pruebas que aún no han salido a la luz. El cuerpo de Taty tiene debajo de sus uñas, cabellos rubios, pero los restos de esta persona no fueron analizados hasta ahora. Todo eso hasta ahora se obvió”, manifestó el periodista, en tono crítico a la labor del juez Juan Pablo Fernández Rizzi, quien evitó indagar a “quién pertenece esos cabellos rubios”

El periodista aseguró que las fotografías muestran en el cadáver de Lieni cabellos largos y rubios, “totalmente diferente de los cabellos del joven (por Céspedes) que apareció misteriosamente muerto en Puerto Iguazú”.

Con estas declaraciones puso en duda el supuesto suicidio que habría cometido el joven -según la policía provincial- lo cual también es un hecho consumado para el periodista que lo entrevistó. Recordemos que por el supuesto suicidio hay dos policías imputados que están siendo investigados y que el año pasado circuló un video en internet, donde se muestra el cadáver de Céspedes con huellas de una severa golpiza, a la que habría sido sometido mientras estuvo detenido en la UR V de Iguazú.

Volviendo a las fotografías, Ortigoza opinó que “certifican lo que (la madre de Lieni) viene diciendo permanentemente, que una sola persona no pudo hacer todo el daño (que presenta el cadáver)”

En uno de los tramos más impactantes de la entrevista, Ortigoza reveló que en Esperanza, a las familias de Lieni Itatí “Tati” Piñeyro y Hernán Céspedes, “les decían permanentemente desde la policía y desde la justicia, que no necesitaban un abogado. Al pasar el tiempo, empezaron grandes dudas”, dijo el periodista, dando cuenta de los motivos que llevaron a las familias a contratar al Dr. Selva Andrade.

En este sentido, para Ortigoza “cualquiera pudo haber entrado en el lugar (y tomado las fotografías), porque se ensució mucho la escena del crimen”. Según él, se permitió que muchas personas ingresen a la escena del crimen, lo que invalida la producción de pruebas para hallar al autor material del hecho. “Se hizo todo mal, el procedimiento fue muy deficiente”, aseguró Ortigoza.

Una de las preguntas interesantes que no le fue formulada a Ortigoza, fue aquella que indaga sobre los motivos del interés de los Gruber por acallar a las personas que piden justicia por Lieni y por Céspedes. Es decir, por qué razón el poder político de Esperanza estaría actuando para acallar a las personas que no se conforman con las versiones policiales y judiciales que indican que Hernán fue el único violador y asesino; y que a posteriori se suicidó.

No sin razón se ha comparado a este caso con el de María Soledad Morales, la joven salteña violada y asesinada por un grupo de hijos de altos funcionarios en los años 90s. Estos criminales podrían haber quedado en libertad, si la sociedad no hubiera llevado a cabo las “Marchas de Silencio”, que nacionalizaron el caso y obligaron a la Justicia a actuar en contra de los intereses del poder político.

Coment� la nota