Puerto Deseado: Se reúne el Consejo Municipal Pesquero.

Puerto Deseado: Se reúne el Consejo Municipal Pesquero.
El intendente de la localidad, Luis Ampuero, confirmó el inicio oficial de las actividades del Consejo Municipal Pesquero. Buscan planificar la temporada alta y baja en el sector.
Este nuevo ente, cuya existencia quedó definida en una extensa reunión a puertas cerradas, mantenida por los referentes gremiales y económicos de la ciudad, se formará con un representante de los gremios vinculados con la actividad, los ediles, la Cámara de Comercio, el diputado por pueblo Roberto Fernández, los empresarios pesqueros y el Intendente local.

La función que cumplirá será la de regir las normas y el buen funcionamiento de ellas, además de planificar la temporada alta y baja en el sector.

El objetivo del primer encuentro, que se desarrollaba al cierre de esta edición, es "empezar a conversar de la nueva etapa del sector pesquero que se inicia desde ahora". "Nosotros el 5 de febrero acompañaremos al Subsecretario de pesca de la provincia a una reunión con el Presidente de la Cámara Potera” aseveró el Mandatario municipal, y agregó que “también hoy vamos a pedir una impresión de cómo visualizan la nueva temporada, recabar información de todos los sectores y tener una posición y trasladarla el próximo cinco”.

En la charla con el programa radial “Deseado Revista”, Ampuero sostuvo acerca de la probable decisión de las pesqueras de operar en el puerto de Caleta Olivia que “estas versiones nunca hay que subestimarlas, pero nosotros no sabemos que estas versiones sean ciertas. Como todo inicio de año siempre suceden este tipo de apreciaciones donde los empresarios buscan alternativas en cuanto al puerto que mejor utilidad le dé en lo económico”.

La importancia que se le dé a estos primeros encuentros del Consejo Municipal Pesquero tendrá mucho que ver “ya que de esta reunión sabremos cómo estamos preparados para recibir los buques poteros que tantos réditos le dejan a nuestro puerto y está en nosotros poder relacionarlos y conocer la verdad de estas versiones” manifestó el titular de la comuna, para culminar diciendo que “no podemos salir a hacer o decir nada porque son versiones, luego de la reunión del próximo 5 de febrero veremos qué es lo que pasa y actuaremos como lo tengamos que hacer ya que se trata de la economía de Puerto Deseado”.

Los fundamentos

El concejal Raúl Mella, autor del proyecto quien venía insistiendo hacía varios años en la necesidad de constituir el CMP tal como lo establece la ley provincial de pesca, observó que "la pesca, ha sido a lo largo de casi treinta años la principal actividad generadora de empleo, en conjunto con el puerto, dos pilares económicos fundamentales, en el cual se ha venido sosteniendo nuestra comunidad".

En el mismo sentido puso de relieve que "las distintas políticas pesqueras que se han venido implementando, en la mayoría de los casos, no se ha contemplado la opinión de aquellas localidades cuyas economías giran alrededor de la pesca y del puerto como es el caso de nuestra localidad".

"El recurso pesquero se encuentra en constante peligro por la sobreexplotación a raíz de políticas desacertadas, generando una crisis de la industria pesquera nacional y en particular a la comunidad de Puerto Deseado", planteó Mella.

Alcances del nuevo ente

El proyecto presentado por el edil justicialista (cuyo origen es netamente gremial, ya que fue durante varios años secretario general de los portuarios), propone las siguientes actividades y atribuciones para el Consejo Municipal Pesquero:

a) discutir y diseñar políticas favorables para la actividad pesquera y portuaria

b) relevar información de investigación y tendencias de producción y comercialización, e insertarse en forma conjunta con otras localidades de la provincia con litoral marítimo.

c) Proponer reformas a la normativa vigente y ejercer control sobre el cumplimiento de las metas productivas, requisito fundamental para la renovación de los permisos de pesca como así también sobre lo legislado en la materia.

Dudas de los empresarios

Fernando Georgiadis, presidente de la Cámara de Armadores Poteros Argentinos (CAPA), atribuyó hace unos días la incertidumbre con respecto a la temporada del calamar “la baja del precio, la competencia desleal de la pesca ilegal no registrada y no declarada, el incesante incremento de costos internos, y la altísima presión fiscal”.

El dirigente empresarial recordó que las embarcaciones extranjeras ya se encuentran pescando al borde de la ZEE argentina, en la "milla 201", desde hace más de un mes. “Se trata de una numerosa flota de buques poteros extranjeros -ninguno de bandera nacional- que comenzó a pescar a partir del 15 de diciembre, como lo autoriza la normativa nacional vigente, y la escasa demanda potencial de calamar será satisfecha por ella, desplazando una vez más, al producto de origen argentino”, explicó.

Por su parte el presidente de la Cámara de Armadores, Pesqueros y Congeladores de la Argentina (Capeca), Alfredo Pott, manifestó que los barcos extranjeros ubicados más allá de las doscientas millas “envían más productos a mercados que están deprimidos y de está manera crean un stock”, que a su vez produce un desfasaje entre la oferta y la demanda.

Además, destacó que los empresarios que manejan esos buques “pagan sueldos por debajo de los convenios laborales” que rigen en la Argentina.

"Hay una incertidumbre en la actividad, porque vamos a salir a pescar pero no sabemos a qué precio y dónde vamos a vender nuestros productos. A esta situación le debemos sumar la falta de financiación”, añadió Pott.

En un informe publicado por FIS, Pott se mostró optimista con respecto a la posibilidad de que el Gobierno nacional instrumente “algún tipo de compensación para los puertos patagónicos, que remplazaría a los reintegros”.

Historia recurrente

El problema no es nuevo. Parece haberse agravado con el tiempo, ya que en noviembre del 2007 una nota del diario "Clarín" indicaba que "Ahora la flota se pregunta si valdrá la pena soltar amarras desde febrero.

"La baja del precio y el aumento de costos conforman una mezcla explosiva que pone en peligro la subsistencia de todo el sector", señalaba Fernando Georgiadis en ese artículo. En ese momento Alfredo Pott, de la Cámara de Pesqueros Congeladores, dijo que "el crecimiento desmedido de los costos logró anular el efecto positivo de la devaluación".

"Los pesqueros afirman que se debe analizar una rebaja o eliminación de las retenciones, que van del 5% al 10%", escribía entonces el periodista Matías Longoni, cuando todavía era utópico imaginar las protestas que encabezó el sector agropecuario por un reclamo similar.

Se retiraron

Según la información que pudo obtener tres gremios (STIA, Apuntadores y SUEPP) se retiraron ayer de la reunión, disconformes por la falta de representación del SOMU, gremio de los marineros.

Comentá la nota