Puentes sobre el río Miriñay, un beneficio para los productores que lleva una espera de casi 40 años

La Dirección Provincial de Vialidad espera terminar a fin de año las obras de la primera etapa de los tres puentes sobre el río Miriñay, proyecto que prevé una inversión de 18 millones de pesos. La obra permitirá canalizar la producción de la zona de Paso Meza y reducirá en 200 kilómetros el recorrido de los agricultores para llegar a los mercados provinciales y nacionales.
El Jefe técnico de la DPV, Daniel Romero, explicó que esa obra se comenzó en el año 1970 con los terraplenes que se mantuvieron hasta 1974, y destacó que recién con la gestión del doctor Arturo Colombi se tuvo la ejecutividad necesaria para desarrollar el proyecto y ejecutar la obra.

El puente fue proyectado por la Dirección de Vialidad Provincial, dependiente del Ministerio de Obras y Servicios Públicos y cubre un trayecto de 3.200 metros que recorre los bañados del río Miriñay, al límite entre las localidades de Mercedes y San Martín.

Respecto de los detalles técnicos de la obra explicó que, el primer puente tiene una extensión de 120 metros, en cuatro cuartos de 30 metros cada uno y 16 vigas de 30 toneladas cada una, con 15 pilares de un metro de diámetro y 18 metros de profundidad, conformando una calzada de 8 metros.

Gran parte de la estructura del puente provienen de fábricas nacionales de premoldeado, que son colocados sobre las fundaciones. La obra terminada contará con dos pasafaunas, uno en cada extremo, y se agregarán en una segunda etapa otros dos puentes de 30 metros de extensión cuya ubicación fue determinada en base a estudios hidráulicos y del medio ambiente.

Comentá la nota