El puente del Paso Meza potenciará el desarrollo regional

Tal como lo adelantara ayer EL LIBERTADOR, el proyecto para construir un puente sobre el Paso Meza recibió el aval mayoritario de todas las comunas de la Costa del Uruguay. Desde la Subsecretaría de Turismo provincial explicaron que el viaducto permitirá el acceso directo al Iberá y ayudará a consolidar el corredor de las Misiones Jesuíticas. Asimismo permitirá reactivar el desarrollo productivo frenado por el paso cortado hace más de tres décadas.

En el marco de una audiencia pública llevada a cabo en la localidad de La Cruz, un fuerte respaldo tuvo la consecución de la construcción del Puente sobre el Paso Meza, cortado hace más de tres décadas. Se superaron así cuestionamientos que ponían en riesgo la conclusión de una obra largamente esperada, que permitirá unir a La Cruz con Mercedes y Santo Tomé por la Ruta 40, consolidando el circuito del corredor de las Misiones Jesuíticas con la Reserva del Iberá.

Durante la audiencia pública que tuvo lugar el jueves en La Cruz los municipios ubicados en la Costa del Río Uruguay plantearon la necesidad de favorecer vías de acceso más directas al Iberá para aprovechar la gran cantidad de turistas que transitan por la Ruta Nacional 14, y complementar además el Corredor de las Misiones Jesuíticas Correntinas con su conexión al Iberá.

El planteo según explicaron los referentes de las diversas comunas se hace extensivo a las autoridades provinciales en vistas de la importancia que para la región significaría un mejor aprovechamiento de las cerca de dos millones de personas que por año circulan en calidad de turistas por la Ruta 14 hacia Brasil o Cataratas del Iguazú.

La Cruz, Alvear, Guaviraví, Monte Caseros, Yapeyú, San Carlos, Santo Tomé, Paso de los Libres, Tapebicuá, son sólo algunos municipios adherentes a la propuesta.

Uno de los voceros del pedido de las comunas es el intendente de La Cruz, Mateo Maydana, quien explicó que "con sólo aprovechar un poco de todo ese tráfico de turistas se estaría desarrollando notoriamente el turismo en la zona".

Por su parte, José Lugo, director de Turismo de Yapeyú, explicó que sólo en ese municipio reciben la visita de más de 50 mil personas por año, "pero que sólo están de paso".

"Si lográramos retenerlo, por un sólo día, sería totalmente distinto el escenario turístico y económico de esta y otras localidades cercanas", estimó.

Para ello, sostuvo, se vuelve trascendente colocar en la oferta de esos municipios las visitas a los Esteros del Iberá que actualmente están muy distantes.

"La Ruta 114 será una puerta de acceso al Iberá ubicada en un punto estratégico, en la zona donde habitualmente paran los turistas antes de seguir camino hacia sus destinos finales", manifestó Lugo.

La postura de los referentes comunales fue sostenida por la directora de Turismo de la Provincia, Mirian Mosna, quien ratificó que la obra potenciará el desarrollo turístico entre el Corredor de las Misiones Jesuíticas correntinas y la Reserva de los Esteros del Iberá, ya que son áreas prioritarias para llevar adelante el plan maestro provincial 2006-2009 así como también el PFETS (Plan Federal Estratégico de Turismo Sustentable) 2006-2016 donde el cumplimiento está determinado por la Ley Nacional Nº 25.799, agregó.


El reclamo de los productores

LA CRUZ. Durante la audiencia pública realizada el jueves en la Comuna, las asociaciones productivas se pronunciaron por la construcción del puente sobre el Paso Meza, cortado hace más de tres décadas.

"Hay objeciones ambientales sin respaldos y que no tienen en cuenta que la primera prioridad es el hombre. Se han creado intereses para no permitir el desarrollo de la zona", expresó el presidente de la Sociedad Rural del Mercedes, Blas Ferrando.

Agregó que el puente en el Paso Meza unirá a los departamentos Mercedes y San Martín, dará solución a un centenar de productores aislados, y potenciará más de 300 mil hectáreas que actualmente no rinden en su mayor productividad, áreas que tampoco pueden sacar con eficiencia su productividad.

Dijo que los productores sacan sus cosechas en canoas, con técnicas de cientos de años atrás debido a la imposibilidad de tránsito en la zona.

Igual de gráfico fue el vicepresidente de la Asociación de Plantadores de Arroz, Cristian Jetter, quien explicó que para trasladar la producción quienes tienen campo cerca de la Ruta 114 deben recorrer más de 250 kilómetros contra la distancia de 80 kilómetros que deberían recorrer si se construye el puente en el Paso Mesa.

Subrayó la falta de competitividad de esa zona, que está muy próxima a la Ruta 14 por donde sale casi la totalidad de los productos primarios en esa región provincial.

Se distanció de las ideas ambientalistas que oponen producción con ecología y desde donde surgirían las objeciones al proyecto, y remarcó que "cuidamos el ambiente pero trabajando".

Luis Moulín, hijo de uno de los más antiguos productores de la zona, hizo un relato pormenorizado de cómo por la falta de transporte y caminos debían trasladar la producción en canoas, a través de esteros, y también las mismas personas deben manejarse en botes.

Contó la historia de sus antepasados, pero concluyó que "eso sigue ocurriendo" y mostró en imágenes como todavía en la actualidad los productores están aislados debido a la falta de un puente y la conexión plena de la Ruta 114 en todos sus tramos.

En la parte técnica, aplaudida fue la exposición de Luis Mujica, de la Asociación Ecologista Río Mocoretá y del Movimiento Transfronterizo de ONG's, quien se encargó de refutar los principales puntos de quienes objetaban parcialmente el proyecto: "No se necesita un puente tan largo, los terraplenes de contención no afectan el escurrimiento, las previsiones de caudal de agua se hicieron muy por encima de lo habitual y hasta se trazaron medidas de contención para el caso de crecientes que se dan una vez cada 50 años".

Comentá la nota