El puente para volver al mercado todavía esta lejos

Por Hernán de Goñi

Volver a los mercados de deuda no es solo un objetivo políticamente correcto. Para la Argentina, es una necesidad imperiosa. El Gobierno se ha dedicado a "vivir con lo nuestro" en un sentido amplio, como lo demuestra el uso exhaustivo de todas las cajas disponibles para poder mantenerse al día con sus obligaciones financieras (los fondos de las jubilaciones, los préstamos del Banco Nación y los adelantos del BCRA, por mencionar las más visibles). Pero esa política tiene límites cada vez más costosos.

El Tesoro hoy no tiene otra alternativa que pagar cash porque nadie le financia una cuota. Pero al hacerlo consume el escaso capital que tiene el Estado. Por eso, más temprano que tarde, tendrá que reconstruir los puentes que permitirán el regreso de los inversores y los organismos multilaterales de crédito.

El ministro Amado Boudou sabe que la llave para poder emitir nueva deuda es dejar atrás el default con los bonistas y acordar con el Club de París. Pero para que el 23% de rendimiento que tienen los títulos en dólares se convierta en una tasa razonable, debe lograr que su precio aumente 50%. Este objetivo sólo puede alcanzarse con políticas creíbles que ayuden a recuperar la confianza y la inversión. Ese puente todavía está demasiado lejos.

Comentá la nota