Un puente hacia los industriales

El titular de la AFIP inauguró con la cúpula de la central fabril una serie de encuentros con sectores empresarios, en un intento por empezar a recomponer relaciones. La UIA venía siendo muy crítica con la gestión oficial.
Fue el primer encuentro entre empresarios y Gobierno luego de la derrota legislativa del oficialismo. El titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, recibió ayer en su despacho a la cúpula de la Unión Industrial Argentina (UIA). Los popes fabriles fueron con los reclamos de siempre, aunque a la salida de la reunión insistieron en que no se habló del dólar. "El tipo de cambio es una discusión que no está hoy en la agenda de la UIA", aseguró el presidente de la entidad, Héctor Méndez. El convite gravitó más sobre temas vinculados con el sistema tributario y el sector de la pequeña y mediana empresa. Los industriales reconocen tener buena llegada con Echegaray y también con la ministra de Producción, Débora Giorgi. La semana pasada hubo junta directiva de la UIA y allí se plantearon un conjunto de reclamos que pensaban elevar al Ejecutivo, aprovechando un estado de debilidad del Gobierno. Incluso fueron más allá y se arriesgaron varios nombres cuyas cabezas buscarían echar a rodar.

La invitación de la AFIP respondió a una serie de encuentros que Echegaray tendrá con distintos sectores empresarios: la agroindustria, el comercio, los servicios y la banca. No obstante, el llamado del funcionario fue entendido por los industriales como un gesto de acercamiento por parte del Gobierno. La reunión discurrió por carriles formales y los presentes coincidieron en catalogar el encuentro de "positivo". Las partes acordaron volver a verse las caras el "mes que viene".

"Fue una reunión positiva, hay objetivos en común para seguir abordando y el mes que viene volveremos a juntarnos para ir repasando los temas tributarios y fiscales que forman parte de una agenda común", manifestó Echegaray. El funcionario detalló que se hizo hincapié en el tratamiento del acuerdo fiscal. El programa de moratoria y blanqueo de capitales concluye el próximo 31 de agosto. El recaudador federal señaló que después de esa fecha se estará analizando el resultado de la "exteriorización y repatriación de capitales, ya que los contribuyentes toman la decisión en las últimas dos semanas". También se trataron los lineamientos principales definidos en la cumbre del G-20 sobre paraísos fiscales. Echegaray había acusado duramente a empresarios de triangular exportaciones con jurisdicciones offshore para fugar dólares.

Los industriales se manifestaron conformes con el encuentro. "Esta es una demostración de que efectivamente hay que sentarse a la mesa y charlar y vemos una apertura muy grande para que se vaya resolviendo lo planteado, a tal punto que nos llevamos respuesta de casi todo", señaló Méndez. En tanto, Echegaray concluyó: "Hemos definido que en el próximo mes repasemos todos los temas que charlamos en la jornada de hoy (por ayer)".

La agenda propuesta desde la AFIP constó de ocho puntos: operaciones con paraísos fiscales, promoción de inversiones, incentivos fiscales, regularización impositiva, proyecto de reforma de ley penal tributaria, economía informal, continuidad de las comisiones de enlace y secreto fiscal y estadístico. Pero, por fuera de ese temario propuesto por la AFIP, los industriales llevaron sus pedidos. Méndez informó que se "abordaron distintas temáticas vinculadas con los regímenes impositivos, exenciones tributarias y reintegros a las exportaciones". "Son temas que quedaron dentro de la mesa de trabajo y que se seguirán abordando en estos próximos meses", agregó el empresario.

Méndez concurrió acompañado por los vicepresidentes de la entidad, José Ignacio de Mendiguren, Daniel Funes de Rioja, Guillermo Moretti, José Luis Basso y Jorge Zorreguieta. Los fabriles dejaron en segundo plano sus pedidos por un dólar más alto, conformes con el continuo aumento del dólar que está conduciendo el Banco Central. En lo que va del año, el billete verde subió un 10 por ciento y le ganó la carrera al real. "Creemos que hay que corregirlo (el valor del dólar), pero no los estamos planteando, porque creemos que las otras cosas son prioritarias", afirmó Méndez. Los reclamos estuvieron encabezados por la demora en los reintegros a las exportaciones. "En su momento ya se lo habíamos planteado a la Presidenta (Cristina Fernández) y esperamos una revisión de lo que se pueda hacer", agregó el empresario del sector plástico.

Comentá la nota