Puente Belgrano, obreros amenazan con corte por tiempo indeterminado.

Después que varios empleados nucleados en el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (Somu) decidieron volver atrás con la medida del corte de puente General Belgrano, otros hicieron efectiva la medida por tiempo indeterminado. Los obreros reclaman que se les abone el monto adeudado por la empresa o que haga efectiva la emisión del despido.
Después de las diez de la mañana un grupo de obreros de Astillero Corrientes tomaron la decisión de interrumpir el paso de vehículos sobre el puente interprovincial Belgrano. Reclaman que se haga efectivo el paso de los retroactivos desde el año 2006 hasta el último, como así también que se legalice la situación laboral de los mismos, porque hasta el momento no han recibido ninguna notificación que los despoje de sus fuentes laborales, pero tampoco pueden brindar servicios en la empresa.

El martes por la noche algunos empleados de Astilleros Corrientes analizaban la posibilidad de no cortar el puente interprovincial, decisión que dividió a los obreros ya que finalmente algunos se llegaron hasta el acueducto donde permanecieron haciendo efectiva la medida de fuerza. Esto después que se anunciara el acuerdo al que llegaron los operarios embarcadizos del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (Somu) de Astilleros Corrientes de no cortar el puente.

Jorge Ramírez, trabajador de la empresa, sostuvo a EL LIBERTADOR, mientras se encontraba cortando el puente junto a otros empleados, que vive una situación desesperante producto del atraso salarial de tres meses de sueldos adeudados y aguinaldo; pero en particular el decidió subir al puente por que su pequeño hijo discapacitado "está pasando necesidades", indicó.

Los obreros no agotan su pedido solamente en el pago de los haberes, aguinaldos y retroactivos adeudados, sino que también plantean que se debe reincorporar a los obreros apartados de la empresa sin causas ni comunicación claras.

Los trabajadores de Astilleros Corrientes permanecen hace varios días en huelga reclamo por el pago del monto correspondiente a las dos quincenas de febrero. Ayer esperan una propuesta de la comisión directiva de la empresa, al no llegar anunciaron que recrudecerían las medidas de fuerza.

TIEMPO INDETERMINADO

A los pocos minutos de iniciada la medida ya se había formado una larga fila de automóviles. Los obreros entonces aprovecharon para comentar su reclamo "se nos descuenta jubilación pero no nos pagan. Hay decenas de trabajadores en negro, y nadie se hacer cargo", señalaron. Además reclamaban la reincorporación de 35 empleados a los que no se les ha renovado sus contratos, y por el levantamiento de suspensiones para otros 25.

En paralelo, conforme lo decidido en la asamblea, los trabajadores agremiados al Somu continúan en reclamo con las modalidades con las que se manifiestan hace al menos una semana.

El Sindicato explicó que los pagos se han demorado por el retraso en la entrega de una barcaza ya acabada que aún no ha sido saldada por sus compradores. La firma además tiene listos los contratos para la construcción de otras seis barcazas, pero, según se informó, trámites administrativos truncan los fondos necesarios para financiar sus construcciones.

Los trabajadores también esperan la culminación de las licitaciones para la construcción de los pontones de protección del puente General Belgrano.

Comentá la nota