«No puedo estar todo el día moviendo al Gobierno para decirle a intendentes que hagan lo que corresponde»

El gobernador Mario Das Neves volvió ayer a cargar desde Comodoro Rivadavia contra algunos intendentes por el destrato hacia la gente, y si bien dijo que el Gobierno ha tratado de mediar en algunos casos, sostuvo que no se puede disponer constantemente de los funcionarios para apuntalar a ciertos municipios.
El mandatario aclaró que respeta las autonomías municipales, pero dijo que esto no quita que se haga el planteo ante «el reclamo de ciudadanos, y a veces de entidades intermedias, de algunas localidades que evidentemente han estado convulsionados o han tenido serios problemas».

Das Neves dijo que lo que hace el Gobierno en estos casos es mediar, que significa que «ha estado el ministro Máximo Pérez Catán, el subsecretario de Relaciones Institucionales Pablo Das Neves, ha estado Roddy Ingram, han estado varios funcionarios en largas charlas con la gente». Según el Gobernador, el detonante no es una exigencia por obras, sino por el maltrato, y sostuvo que «no puedo estar todo el día moviendo al Gobierno tratando de decirle a algunos intendentes que hagan las cosas como corresponde».

Agregó que se recibieron quejas de algunas intendencias, «que no es necesario que yo le ponga el nombre, primero porque a quien me estoy refiriendo de los intendentes saben a quién me estoy refiriendo; si ustedes miran para atrás verán que hay algunas intendencias que han tenido algunos reclamos de la gente».

MALTRATO

Das Neves pidió que en este tipo de casos se atienda a la gente como corresponde, y mencionó que en su caso, «me van a golpear la puerta de la residencia y atiendo, o cuando voy y salgo por ahí, y voy a un lado como un ciudadano común, viene cualquier persona la atiendo».

«Es lo que corresponde, a veces me da vergüenza tener que decir esto, o como se dice, retarlos públicamente, porque pasan estas cosas y hay algunos, como yo dije, algunos están desaprobados y otros arañan apenas el 4», señaló el mandatario.

Y nuevamente advirtió a estos jefes comunales que «tienen un tiempo, pero las comunidades son las que están mirando. Ojo con la ciudadanía, porque el control ciudadano es cada vez más exigente, y no se olviden de eso, pasa el tiempo pero el ciudadano observa la conducta de los hombres públicos».

Das Neves insistió en que «se puede convivir, se puede disentir, a veces no acordar cosas, pero tratémonos como corresponde. Yo también a veces tengo discusiones muy fuertes con los ministros, no es fácil trabajar conmigo, para algunos ministros, pero una cosa es que tengamos discusiones y otra cosa es que no atendamos a la gente».

Comentá la nota