"Puedo correr cien más".

"Puedo correr cien más".
TC2000: El Pato silva está lleno de pasado, pero, también de futuro. Tras vencer en Alta Gracia, repasa su historia desde que soñaba con la Fórmula 1. Ya corrió 200 carreras en el TC 2000. Y va por mucho más...
Cuanta agua corrió por el río del TC 2000 desde aquel 14 de marzo de 1994 en Rosario en que un joven chaqueño de 21 años debutó en el TC 2000 sobre una Ford Sierra Ghia del equipo de Tito Bessone hasta este 5 de abril en el que ese mismo piloto, ya con 36 años, padre de dos hijos, más famoso, más exitoso y más experimentado tomó con el mismo entusiasmo de aquel debut, frustrado por el abandono al romper el motor, esta victoria en una carrera histórica en el TC 2000. "Estoy acostumbrado a ganar carreras especiales", decía con orgullo el Pato, recordando que debutó y ganó en el TC en La Plata 1998, que en el 2004 en Paraná venció en la carrera 1.000 del TC.

Ahora sumó esta carrera de Córdoba que marcó un hito histórico en 30 temporadas del TC 2000 con el estreno de un mismo tipo de motor. "Vayan preparando otra carrera especial", pedía el Pato con la verborragia de sus domingos triunfales.

-¿Soñabas con correr 200 carreras en el TC 2000 cuando empezaste en el automovilismo?

-Soñaba con llegar a la Fórmula 1. Pero fui tomando conciencia de la realidad y valorando ser un protagonista del automovilismo argentino.

-¿Fue difícil llegar al TC 2000, después de haber sido campeón en la Fórmula Renault?

-Bastante. En aquella época (marzo de 1994) no era sencillo para un joven que venia de los monoplazas acceder a una de las categorías más importantes. Ahora no pasa así. Cualquier chico que llega con plata puede acceder enseguida a un buen auto y hasta a un equipo oficial. Antes había pesos pesados como Traverso, Bessone, Maldonado...

-Inicialmente te rebelaste contra ellos y hasta tuviste problemas ...

-Sí, pero con el tiempo le di valor a lo que ellos trataron de inculcarme. Es como un hijo que se queja del rigor del padre, pero con los años reconoce que eso fue para su beneficio. Por eso fue importante haberme formado, tanto arriba como abajo del auto, con esos grandes referentes. Me enseñaron mucho. -También te complicaron mucho, como Traverso en esa carrera de San Juan, cuando te ganó con una autazo en la última vuelta.

¿Es tu peor recuerdo de las 200 carreras?

-No, porque hice una buena carrera. Lo que me dio bronca es que la maniobra de Traverso no fue sancionada como merecía. Como peor carrera tengo la del año pasado en el callejero Santa Fe cuando, en la última vuelta me desconcentré y perdí un lugar que ya tenía seguro en el podio.

-¿Y la mejor?

-Hubo varias. La de Buenos Aires en 1998, que fue mi primer triunfo. La que gané en el 2007 en el Chaco, mi provincia, cuando la gente invadió la pista tras la llegada. La de San Jorge 1999, cuando salí campeón.

-En toda esta campaña, hubo una pausa cuando en 1997 te fuiste a correr a Japón ...

-La idea era correr en la Fórmula Nippon, pero como no me alcanzaba la plata termine corriendo en el Super Turismo Japonés. Me equivoqué: tendría que haber ido a la F 3 Japonesa, donde creo que hubiese tenido más proyección. Igual me sirvió mucho: hice un podio en Sugo, fui el mejor piloto del equipo y crecí deportiva y humanamente.

-Al volver, Rosso te dio un lugar en el equipo Honda de TC 2000...

-Víctor sabia cómo la había pasado en Japón porque también estaba en el proyecto. Por eso, al regresar, me ofreció ser piloto del equipo con Traverso y el Gurí Martínez. Debuté en Rio Cuarto y a las pocas carreras gané en Buenos Aires. Ese triunfo fue clave. Me permitió no sólo consolidarme en el TC 2000 sino también me dio la posibilidad de entrar al TC, ya que por eso me llamó Héctor Giambrone para ofrecerme el Falcon con el que debuté a la semana en La Plata y gané.

-¿Es bueno tu balance de estas 200 carreras en el TC 2000?

-Muy bueno. Además de los triunfos y el titulo, tuve una regularidad que me mantuvo en los primeros lugares. Algo que debo agradecerle a Victor Rosso y el equipo Honda, donde corrí la mayor parte (182) de las carreras y estoy desde hace 12 temporadas. Es casi como mi segundo hogar y por algo Rosso dice que ya estoy en el inventario...

- ¿Hay Silva para otras 200?

-No tanto, pero puedo correr cien más, seguro...

Comentá la nota