"Puedo ser candidato a Presidente".

"Puedo ser candidato a Presidente".
De Narváez dice que tiene "derecho", pese a haber nacido en Colombia; igual destaca que ahora su prioridad es ser gobernador.
Francisco de Narváez regresó recargado de unas minivacaciones con dos de sus hijos en la Patagonia. Y tiene novedades para contar: dice que tiene derecho a ser candidato presidencial en las elecciones de 2011, a pesar de que nació en Colombia, y planea recorrer el país con la idea de construir una fuerza nacional con vocación de gobierno. Se declara listo para disputar el liderazgo que -según él- necesita la Argentina. Aunque asegura que hoy su prioridad es ganar la gobernación de la provincia de Buenos Aires.

Augura que sus aspiraciones no rompan su sociedad con Mauricio Macri y Felipe Solá, y piensa en un frente electoral con eje en el peronismo y una alianza con Pro. Opina que el peronismo fracasó en el gobierno los últimos 25 años. Y responde que el vicepresidente Julio Cobos puede gobernar el país, así como Carlos Reutemann. De Eduardo Duhalde no dice lo mismo.

En la casa de Las Cañitas, donde tiene sus oficinas, De Narváez recibió a LA NACION. Durante la charla, pidió una baguette de jamón cocido y queso, que no tocó en toda la charla, en la que opinó que el kirchnerismo "está derrotado" a pesar de sus recientes triunfos parlamentarios.

"Me parece que éste es el momento en la Argentina para construir liderazgos más que candidaturas", afirma. Y anuncia: "Con Mauricio y Felipe estamos trabajando en la construcción de una fuerza nacional. Mucha gente dudó de su continuidad, pero terminamos ganando la Capital y la provincia de Buenos Aires, que es el 50 por ciento del padrón".

-¿Qué van a hacer para nacionalizar su partido?

-Vamos a caminar el país en una construcción que tiene un eje en el justicialismo y un frente electoral con Pro.

-¿Tiene posibilidades de competir por la presidencia en 2011?

-Tengo derecho a ser candidato a presidente, pero mi prioridad es la provincia de Buenos Aires.

El artículo 89 de la Constitución Nacional dice: "Para ser elegido presidente o vicepresidente de la Nación se requiere haber nacido en el territorio argentino, o ser hijo de ciudadano nativo, habiendo nacido en país extranjero". De Narváez nació en Colombia, igual que su padre, y su madre lo hizo en Praga, por lo que para que prospere una postulación debe tener permiso judicial. De Narváez optó por la ciudadanía argentina.

-¿Analiza presentarse ante la Justicia para que legitime su candidatura?

-No estoy trabajando en eso, pero estoy convencido de que me acompaña el derecho de ser candidato. Creo que en la Argentina hay una sola categoría de ciudadanos, los que hemos optado y los que han nacido tenemos plenos derechos y obligaciones.

-Va terminar chocando con Macri y Solá . ¿Cómo se resuelve?

-No hay choques. Creo que es muy temprano para hablar de candidaturas, pero manifestamos lo mismo: queremos una fuerza nacional con vocación de gobierno.

-¿Son imprescindibles los tres?

-El factor unidad es parte del mandato del 28 de junio. La fuerza de Unión Pro es la unión, con un eje en el peronismo y una alianza con Pro. Es una propuesta muy atractiva para el electorado nacional de cara a 2011. Quiénes van a ser los candidatos ya lo iremos resolviendo.

-¿Piensa en otros aliados?

-Sí, vamos a conversar con distintos sectores, entre ellos el peronismo que tiene una estructura nacional.

-¿Habrá internas?

-En el PJ y en Unión Pro.

-¿Si tuviera que optar entre Solá y Macri por quién decide?

-Cuando llegue el momento, lo vamos a conversar. No va a ser una opción, será una decisión.

-¿O la opción va a ser entre Solá, Macri y De Narváez?

-[Se ríe] Soy un constructor de soluciones. No construyo pensando en destruir. Por eso hice un esfuerzo con Mauricio y Felipe para que mantuviéramos la unidad.

-A pesar del triunfo de la oposición, el kirchnerismo sigue demostrando que tiene el poder en el Congreso. ¿Por qué?

-Al haber anticipado cinco meses una elección, se produjo un bache entre junio y diciembre, cuando asumen los nuevos legisladores. Si el espíritu del oficialismo fuera verdaderamente democrático, se abstendría de presentar proyectos, como la ley de radiodifusión o de arrendamiento agrario. Pero, además, hay fuerzas políticas que se manifiestan opositores, pero los votos se los dan al oficialismo.

-¿Quiénes ?

-Los diputados de [el gobernador de Chubut] Mario Das Neves, que se dice opositor, pero votaron a favor de las facultades delegadas. Otras fuerza minoritarias le dieron quórum al oficialismo. No entendieron el mandato del 28 de junio.

-¿La oposición se frenó o el Gobierno la neutralizó?

-No esperaba una situación muy distinta. Sabíamos que Néstor Kirchner, como animal político, ante la derrota iba a duplicar su fuerza. Ahora veo cinco meses de una situación riesgosa y delicada para el país. Los responsables de que el oficialismo se esté reconstruyendo no somos nosotros, sino las fuerzas minoritarias, que no entendieron el mandato de las elecciones.

-¿Por qué no habla en el Congreso?

-Todo el mundo sabe lo que pienso. A veces, mejor que decir es hacer. El proyecto de ley que deroga las retenciones en el sur de la provincia de Buenos Aires es de mi autoría. No me vestí de triunfalismo habiendo derrotado a Kirchner.

-¿Cómo analiza las diferencias del Acuerdo Cívico y Social?

-Soy respetuoso de las diferencias, pero de todo ese espacio quien mejor lo manifiesta es Julio Cobos.

-¿Puede ser presidente?

-Si tiene vocación de serlo, creo que sí.

-¿Y Reutemann?

-También.

-¿Duhalde?

-Las veces que he conversado con él, siempre me dijo que no aspira a ocupar cargos públicos, y le creo.

-¿Kirchner tiene cabida en esta búsqueda de liderazgos?

-Sería antidemocrático decir que no, pero su liderazgo fue rechazado por la inmensa mayoría del país.

-¿Lo ve a Duhalde reorganizando el PJ?

-Me parece genuino que sea parte de la reconstrucción del PJ, pero quienes han conducido al PJ han fracasado. El peronismo ha fracasado como gobierno los últimos 25 años. Como peronistas no hemos dado lo que la sociedad esperaba de nosotros. Yo soy parte del peronismo que viene.

El fútbol y su canal de televisión

* Francisco de Narváez se opuso a la decisión del gobierno nacional de acordar con la AFA la gestión de los derechos de transmisión del futbol. No obstante eso, entiende que esa idea no se opone a la que América TV, canal donde tiene acciones, transmita los partidos del campeonato. "Mientras que el juego este en manos de los privados y el fútbol en manos del Estado estamos ante una concepción equivocada. Veo al Estado avanzando sobre áreas en las que no tiene nada que hacer. Las decisiones transmitir o no América TV son cuestiones que hacen a la conducción profesional del canal y en ellas no me meto."

Comentá la nota