"No pueden ser una variable de ajuste"

Binner habló ayer con el secretario general de la Presidencia para reclamar ayuda del gobierno nacional. Lo mismo hizo Rodríguez con su par Tomada. Por otro lado se dictó la conciliación obligatoria en el conflicto de la autopartista de capitales alemanes.
El gobernador Hermes Binner se comunicó ayer con el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrili a quien le solicitó una audiencia con Cristina Fernández de Kirchner para reclamarle ayuda desde la Nación tendiente a reabrir la planta que la autopartista Mahle posee en Rosario. Para el mandatario santafesino, el gobierno nacional "puede aportar muchísimo en este tema", tras lo cual mencionó como ejemplo

las herramientas desplegadas durante el conflicto con otra firma del sector, Paraná Metal de Villa Constitución. "Se puede buscar la sanción de una normativa que permita que esta empresa siga abierta, buscar inversores, favorecer medidas que faciliten inserción de los productos en el mercado y la participación de los trabajadores", enumeró el jefe de la Casa Gris. El ministro de Trabajo de Santa Fe, Carlos Rodríguez dialogó ayer con su par nacional, Carlos Tomada quien prometió todo el apoyo de la Casa Rosada y el compromiso personal de la propia CFK.

Binner estuvo ayer todo el día en Rosario. Más allá de las actividades formales previstas de antemano en la agenda que le tocó encabezar mantuvo contacto permanente con su ministro de Trabajo, Carlos Rodríguez y la vice, Alicia Ciciliani. Ambos le fueron informando al instante sobre el avance de las negociaciones en la cartera laboral hasta que se dictó la conciliación obligatoria en el conflicto de la autopartista de capitales alemanes que anunció el cierre de la planta que posee en avenida Presidente Perón al 5500 el viernes pasado.

Por la mañana, durante la apertura de la 6ª Semana de la Salud y Seguridad en el Trabajo realizada en la Facultad de Ingeniería de la UNR, el gobernador destacó que "en el contexto de crisis que estamos viviendo, los trabajadores no pueden ser una variable de ajuste". Binner remarcó la importancia de la defensa de la salud y del trabajo, "porque a partir de allí es como puede crecer y consolidarse una sociedad más justa y equitativa".

A media tarde, al término de un acto con instituciones deportivas de la ciudad, el gobernador reconoció la "gran preocupación por la situación económica y social que se ha generado en la provincia de Santa Fe tras el cierre intempestivo de la fábrica Mahler. Nos llama la atención el caso de esta multinacional, que tiene visos de seriedad en todo el mundo, que ha actuado de esta forma en Rosario, sin aviso previo".

Para Binner "esto motiva que desde el Gobierno nacional se ayude a Santa Fe para constituir una alternativa para que la fábrica siga construyendo aros de pistón, que los siga produciendo aquí, y que no haya que importarlos. Necesitamos de esta fábrica para seguir defendiendo nuestra economía, a nuestros trabajadores".

En ese marco el gobernador relacionó el caso de Mahle con lo ocurrido a principios de año con Paraná Metal. Si bien aclaró que "no fue un caso similar, se logró un entendimiento", de allí que mencionó como posible salida a este crisis la intervención de la Casa Rosada.

"La Nación puede aportar muchísimo -argumentó Binner- se puede buscar la sanción de una normativa que permita que esta empresa siga abierta, buscar inversores, favorecer medidas que faciliten inserción de los productos en el mercado y la participación de los trabajadores".

Consultado por Rosario/12, el gobernador dijo estar "satisfecho" con la postura del gobierno nacional. "Pedimos la audiencia con la Presidenta para transmitirle nuestra preocupación y para ponernos a su disposición para solucionar el problema", agregó el mandatario provincial.

Durante toda la jornada hubo intercambio de información entre funcionarios nacionales y provinciales. El ministro Rodríguez remarcó que desde la Nación "comparten totalmente el criterio que hemos planteado. Si la empresa tiene voluntad de volver a producir se van a poner a disposición créditos del Banco Nación y otras herramientas. También está previsto analizar íntegramente el caso Mahler, teniendo en cuenta las plantas que posee en Rafaela y en Buenos Aires. El canciller Taina conversó el tema con el embajador alemán en Argentina y lo propio hizo nuestro embajador en Berlín. Es un tema de Estado", agregó.

Comentá la nota