"Pueden ser optimistas con sus buenos vinos sanjuaninos"

Participó en San Juan de la apertura de Vinandino 2009 y disertó sobre la situación de la vitivinicultura en el mundo.
El italiano Federico Castellucci, Director General de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), estuvo ayer en San Juan para participar de la apertura de Vinandino 2009, la evaluación de vinos más importante del país; y disertó sobre "Situación actual de la vitivinicultura". En una charla ágil, con varias frases graciosas y en muy buen castellano, Castellucci aseguró que Vinandino este año cumple 18 años -es el 9º pero se realiza cada dos años- lo que significa que "alcanzó su mayoría de edad".

También contó que Argentina continúa ubicándose entre los 12 primeros países productores y exportadores de vino. Luego, en diálogo con DIARIO DE CUYO, destacó la relación precio calidad de los caldos argentinos y auguró un futuro exitoso para los vinos sanjuaninos.

-¿Cómo impactó la crisis mundial en el comercio de vinos?

-Por primera vez, después de 20 años que veníamos con una subida de consumo mundial de entre 2 y 3 millones de hectolitros al año, fue un stop de 1 millón de hectolitros menos desde que se inició la crisis (a fines del 2008). Esta baja del 1% es normal en un momento de crisis económica tan dura, tan fuerte y era esperada. Pero las últimas informaciones indican que el consumo de este año subió un poquito en vinos de precios más baratos, lo que no quiere decir que no sean buenos por ser baratos, hay vinos de diferentes precios y también con buen nivel de calidad, eso es muy positivo. El consumidor ahora quiere consumir vinos, pero pagar un poquito menos.

-¿La gran promesa en el mercado mundial de vinos es China?

-China e India, aunque India tiene problemas aduaneros y arancelarios. China puede ser un país interesante; y más cercano, el desarrollo del mercado norteamericano.

-¿Argentina sigue estando entre los primeros países productores y exportadores?

-Si, vamos a ver en los próximos años un desarrollo importante del trabajo que todas las empresas argentinas están haciendo y también junto a su embajada; la embajada de Argentina en París es muy activa y también en nuestro edificio de la OIV, han habido presentaciones de vinos argentinos muy exitosas y ya llevan dos años realizándolas junto con el CFI, el ministro de Asuntos Exteriores. Creo que la parte pública de Argentina cree íntimamente que el vino es un producto de imagen del país y una posibilidad económica muy importante.

-¿Cómo ha ido afianzándose en el mercado mundial la imagen del vino argentino?

-Creo que es un trabajo de los exportadores y de la imagen del país, Argentina, porque se toma siempre un poquito de un país cuando se toma un vino, no?

Esa es una imagen muy positiva en el mundo, Argentina es un país muy abierto, simpático y también la relación calidad-precio de los vinos de Argentina, hacen que sus productos sean muy interesantes.

-¿Hay alguna novedad respecto a vinos de San Juan en el mundo? ¿Se avanzó algo en la diferenciación de las regiones?

-No tengo esa información a tal nivel de precisión, tenemos datos a nivel país, pero viendo cuál es la calidad de estos vinos, el consumidor va a comprender muy bien, si las empresas hacen un trabajo de promoción importante.

-Pero usted conoce los vinos sanjuaninos, ¿qué opina de ellos?

-Si, pueden estar bastante tranquilos, el momento económico es un poquito duro, pero pueden ser bastante optimistas en el desarrollo de sus buenos vinos de San Juan.

-¿En qué línea tenemos que seguir trabajando como país para afianzar los vinos argentinos en el mundo?

-Si siguen haciendo vinos bien hechos un país con buena imagen, buena promoción, y buena relación calidad-precio, que es importante, vamos a ver otros buenos éxitos del vino argentino y sanjuanino en particular.

Comentá la nota