"Pueden hallar el marco de impunidad"

El diputado Vargas Aignasse se opone a articular políticas públicas con los violentos.
Es kirchnerista, diputado nacional y fue presidente del club Sportivo Guzmán hasta hace un año. Sin embargo, Gerónimo Vargas Aignasse está totalmente en contra de que los dirigentes políticos se involucren con los barrasbravas. Es más, recordó que, durante su gestión, aplicó el derecho de admisión y prohibió la entrada al club a un grupo de simpatizantes "julianos".

"No me parece conveniente que se convoque a barrasbravas para trabajar con fines sociales. Más allá de las honrosas excepciones que conozco, considero que hay mejores elementos en la sociedad con quienes articular políticas públicas", advirtió. Luego, se explayó. "La tarea social contiene el concepto de la vocación, y tengo dudas en cuanto a si estos grupos la tienen. Ahora, si lo que se pretende es contar con grupos que tienen capacidad de organización con fines estrictamente políticos, el riesgo es muy grande y tampoco me parece conveniente. Pueden encontrar en la relación política un marco de impunidad que agrave la situación que hoy se vive en los estadios", alertó Vargas Aignasse.

El diputado presentó un proyecto de ley que, espera, sea tratado en 2010 por el Congreso. Pretende que se cree un registro de simpatizantes violentos con el fin de individualizarlos y para que no se permita su ingreso a los estadios, y que los dirigentes y clubes asuman la responsabilidad civil por los hechos de violencia. "También, quiero que se reglamente el derecho de admisión que se rubricó con el decreto presidencial de 2006", afirmó.

Comentá la nota