¿Puede hablarse de sequía con más de 500 mm anuales?

Observando las isoyetas (o curvas que representan la pluviosidad media anual) trazadas para La Pampa se puede apreciar como los valores disminuyen desde el NE hacia el SO. La zona del caldenal pampeano o típica zona de cría ganadera está comprendida entre los 200 y 550 mm anuales. Aquí haré referencia a la zona centro-oeste del territorio provincial.
Las mayores precipitaciones y más eficientes para las pasturas naturales son las que se producen en otoño y primavera, actuando como condicionantes de la germinación del pasturaje zonal. Permiten un buen desarrollo de las plantas, su fruto y/o semillación y resiembra…

La zona del caldenal viene sufriendo los efectos de la sequía desde el 2004, en general; habiendo sido el 2009 el más seco de la última centuria.

Siempre consideré que las estadísticas son útiles para los más diversos estudios serios, pero también –aún con números "no truchados", es decir correctos-, pueden servir para engañar, al efectuar análisis que no se ajustan a la realidad imperante.

Por ejemplo, en el 2009 la sequía fue "devastadora" y se sumó a la nefasta política agropecuaria nacional que produjo significativa aniquilación en la producción general.

Sin embargo, si se observa que las precipitaciones anuales oscilaron entre 450 y 530 mm (s.e.u.o.) pueden formularse conclusiones erróneas; habida cuenta que la mitad (o mas) del registro pluviométrico anual se debió a precipitaciones producidas en la segunda quincena de diciembre y con ello no se vieron favorecidas las pasturas buenas, sino las malezas y "yuyos" (v.gr.; cardo, quinua, yerba de oveja –que no aparecía desde hacía añares en los montes-, seca tierra, revienta caballos, etc, utilizando denominaciones campestres), de las cuales solo algunas son aprovechadas por el ganado que las consume en su primer etapa o sea cuando están "tiernas". Luego pierden palatabilidad, se desarrollan y se secan. Por eso insisto, la recuperación del pasturaje natural en la zona del monte, demandará entre tres y cuatro años, con un régimen de lluvias normal.

Estas lluvias de diciembre o "verano" no se originaron por la interacción de dos o mas corrientes de aire distintas, sino que provinieron de una sola masa de aire de frente de calor o de inestabilidad y descargaron gran cantidad de mm en poco tiempo, llegando a producir catástrofes e incluso provocar caída de granizo y con ello causando cuantiosos daños.

De lo expuesto se infiere que las lecturas de los registros pluviométricos anuales, hay que hacerlas con sumo cuidado y razonabilidad. En conclusión, el 2009 fue el de mayor sequía de los últimos cien años, en la zona del caldenal pampeano, no obstante haber caído más de 500 mm durante el periodo.

Comentá la nota