"No se puede hablar de superavit", dijo Cascón

El intendente municipal, Marcelo Cascón, señaló que la situación financiera de la municipalidad no admite ningún debate. "Es de un equilibrio limitado", aseguró y señaló que el debate por la emergencia económica debería haber sido puertas adentro.
"La situación financiera es tal, que no admite ningún debate. La situación financiera es de un equilibrio limitado, se limita a gastar lo que entra y a limitar inclusive la prestación de algunos servicios y los insumos que necesita la municipalidad para funcionar. No admite agrandamientos ni achicamientos, solo admite tener absoluto rigor sobre sostener el control de gastos. Saber que sólo se sale de esto con el tiempo, mejorando muchas de las cosas que tenemos que mejorar, como la prestación del servicio", expresó el intendente Marcelo Cascón al ser cuestionado por el debate acerca de la necesidad de declarar o no la emergencia económica.

Señaló que "estuvimos haciendo un esfuerzo tratando de dar una respuesta a la situación de las calles, que sabemos es muy compleja y que nos permita tener un control de la situación para que no se nos vaya de las manos. De esto hablamos cuando nos referimos a equilibrio. No se puede hablar de superávit, ni siquiera utilizar la palabra, como si dijera mirá que bien que estamos, porque la verdad es que estamos muy lejos de estar muy bien y tampoco caer en el escepticismo de decir estamos igual que hace tres meses, porque hemos hecho un esfuerzo notable".

Afirmó que la discusión debió hacerse puertas adentro, "que de ninguna manera debió salir hacia la comunidad, porque no tiene por qué escuchar éstas cuestiones que no están resueltas. Hace falta razonabilidad, seriedad y saber que la situación no es la misma que hace tres meses, pero tampoco la que nos gustaría tener".

"Hubo un censo, vinculado a actividades económicas que en realidad era un resabio de un sistema de becas implementado por anteriores gestiones que tenía poco que ver con un censo de desarrollo económico efectivo para la ciudad y optamos por darlo de baja luego de resolver alguna situaciones que venían de antigua data. No estamos golpeando un área estratégica desde el punto de vista de la estadística económica de la ciudad. Como en su momento dimos de baja el grupo de 8 censistas caninos, que tenía las mismas características", explicó.

Por otro lado, comentó que "hemos estado dando de baja algunos contratos, que tienen que ver con seguir profundizando y ordenando la situación, sin que ello signifique un deterioro en la gestión. Acabamos de dar de baja un contrato político que desempeñaba tareas en la Delegación del Cerro Otto".

Referido a la problemática del plan Calor, aseguró que es una cuestión que está resueltoa de antemano, "faltaba la emisión de las resoluciones, las órdenes de pago correspondientes. Hubo, creo, un apresuramiento de los integrantes de la cuadrilla de intentar una resolución más rápida, el gremio consideró que debía acompañarlos, así lo hizo. De todas maneras no hicimos más que cumplir un compromiso que estaba asumido, que tenía que ver con el reconocimiento de un adicional por una tarea específica que realizan durante el invierno fundamentalmente y un pago de horas extras que estaba adeudado."

Comentá la nota