"Puede atajar cualquiera"

Gallego aún no definió de quién será el arco en el torneo, pero sí que los amistosos son de Hilario. Se espera que Assmann se venda. Ahora, ¿y si no lo transfieren?
Gallego va abriendo el panorama del Independiente que se viene, da pistas. "Me gusta jugar con dos enganches pero, con los chicos que tengo, adelante tendría que usar uno que se enganche con Silvera y dos por afuera que le tiren centros. Tampoco es descabellado un doble cinco. Me está gustando porque tengo control de pelota, (Fernando) Godoy es un león y Acevedo está para armar el juego y pegarle de media distancia. Vamos a ser duros. Y en defensa quiero cero gol", explicó el técnico y dio pie a un debate que, conforme se acerque el arranque del Apertura, se profundizará: ¿quién ataja?

La situación es la siguiente: cuando Gallego llegó al club le avisaron que para el torneo iba tener a Assmann o a Navarro, sólo a uno, porque otro se iría para generar cash. "La necesidad de vender a Fabián siempre fue del club", le cuentan a Olé a esta altura. En realidad, el rubio era quien tenía más chapa para conseguir recursos, ya que San Lorenzo había declinado en poner u$s 2,5 millones por Hilario. Y encima, llegaron ofertas de Inglaterra, Alemania, Italia y un pasaporte comunitario que no sale y que, si aparece antes de fin de mes, lo tendrá al blondo en el Birmingham. Si no, se iría a la Bundesliga, aunque por menos plata. ¿O no?

Así, y como habría hecho cualquier técnico, el Tolo ya pensó que contaba con Navarro. El tema se hizo más fuerte cuando, ante Independiente de Lobería, el arquero de Zárate atajó para los suplentes en una movida que se leyó como un: "Cuidado que está vendido". Para colmo, con Hilario en el Rojo, la solución fue intercalarse el arco, uno por tiempo. Claro que cuando se dijo que ante Chacarita habría enviados del fútbol alemán, Assmann fue titular. Pero, luego, una lesión en la zona lumbar lo dejó sin juego e Hilario atajó en los dos últimos partidos.

Lo concreto es que, al menos hasta el 30 o hasta que le salga el pasaporte italiano, la situación de Assmann está en veremos. "Lo que pasa es que las primeras semanas yo estaba como transferido. Y ahora el Tolo lo debe estar analizando", tiró el rubio. Y ayer Gallego se metió en la definición en el arco: "Este tema lo converso siempre con Fabián. Estuvo con una lesión y, tal vez, puede atajar. Pero, en estos amistosos, voy con Hilario".

-¿Y en el campeonato?

-Puede atajar cualquiera. No olvidemos que Fabián viene de un buen torneo, más allá de los goles que nos hicieron, que no fueron culpa suya sino de todos.

Y Assmann terminó el Clausura con el mejor promedio Olé del plantel (5,63), arriba de Tuzzio (5,46) y el Rolfi (5,37).

Comentá la nota