El "se puede" apareció para el cierre de campaña.

La frase que fue eje de la campaña del 2003, reapareció ayer en el cierre oficial en el club Del Bono. El mensaje fue trabajar hasta el domingo a las 6 de la tarde para lograr los votos suficientes para que entres los tres candidatos.
Tal cual viene marcando la costumbre en las últimas elecciones, el tradicional cierre de campaña del Frente para la Victoria se realizó una vez más en el club Del Bono. Totalmente repleto de dirigentes, pasadas las 18.00 arrancaron los discursos.

Los mensajes fueron de variada naturaleza y pasaron por varios escenarios. Fueron desde las elecciones de este domingo, pasando por la lealtad, los proyectos partidarios y no personales, la posibilidad de Gioja de ser presidenciable, la defensa del modelo provincial sin dejar que nadie opine de lo que se debe hacer, llegando hasta las elecciones generales del próximo 2011.

Quien tomó el micrófono en primero fue Edgardo Sancassani. El bloquista no tuvo más que agradecimientos para con el justicialismo y la dirigencia de su partido, e instó a trabajar hasta el domingo. Margarita Ferrá hizo lo suyo marcando la tarea que las mujeres realizan y deslizando algunas críticas dirigidas a Ibarra.

Daniel Tomas también tuvo su espacio y el candidato en primer término apuntó directamente a la militancia. Dijo que para este domingo hay que trabajar casa por casa, llevando la propuesta y explicando que "lo que ofrecemos los candidatos del Frente para la Victoria no son promesas escritas en el aire, son realidades. Hemos construido casas, grandes obras, hemos generado fuentes de trabajo y queremos que nos voten para poder seguir en el camino y poder conseguir más para los sanjuaninos", sostuvo.

Por último habló Gioja. El líder del Frente para la Victoria, con la garganta al borde del desgarro, expresó los motivos del porqué se debe imponer el oficialismo el próximo 28. Se refirió a los proyectos personales, a las promesas sin mostrar gestión e insistió en trabajar en el boca en boca, para lograr meter los tres diputados.

Pero el cierre de su discurso vino acompañado por una frase que fue sacada del baúl de los recuerdos: "Ahora se puede, se puede, se puede", dijo Gioja al finalizar su discurso. Frase que utilizó para ganar en 2003, lo que muestra el convencimiento y las ganas de proyectarse como presidenciable en las próximas elecciones.

Comentá la nota