Puche lamentó lo sucedido, pero culpó al Gobierno por "insensibilidad social"

"La principal violencia es la desigualdad social y la pobreza", aseguró Mario Puche, integrante del movimiento social Atahualpa, que el martes, junto a otras cooperativas, tomaron las instalaciones del Concejo Deliberante.
Si bien reconoció que se sucedieron "errores por ser de carne y hueso", dijo que el Municipio está abocado a "judicializar las protestas". "Quiero dejar en claro que a nosotros nos golpearon muy mal. A mi compañera le quebraron la nariz y a la vicepresidenta de la sociedad de fomento la arrastraron diez metros en el municipio", denunció.

Según indicó Puche en diálogo con FM Residencias, lo que fueron a buscar las cooperativas era el convenio mediante el cual el gobierno les garantizara el trabajo sostenido durante los próximos doce meses. "Nos dijeron que iba a estar para firmar", sostuvo y agregó que habían pedido por esta razón una reunión con el intendente Gustavo Pulti. La idea era que el Gobierno les adelante dinero, mientras terminan de rubricarse los documentos que habría ido a regularizar el secretario de Desarrollo Social, Fernando Gauna, a Buenos Aires.

"Pero el Poder Ejecutivo de Mar del Plata nos ‘ningunea’. Este pichón de Russak (en referencia a Pulti) es un hombre muy parecido a Macri, por lo que estamos ante una insensibilidad social total", entendió el también presidente de la sociedad de fomento del barrio Jorge Newbery.

Para Puche, hay una estrategia municipal de enfrentar a las organizaciones sociales con la comunidad marplatense y con los sindicatos. "Esta es una Municipalidad de puertas cerradas, de bastones y policías con palos. El intendente no está dando la cara", se quejó y reconoció que le hubiese gustado "poder evitar todo lo sucedido".

"Creo que no hay que llegar a estas cosas. A nosotros nos hubiese gustado estar trabajando en el arroyo El Cardalito o en La Tapera con un contrato firmado. Tengo que decir que nuestra cooperativa (Atahualpa) trabaja y trabaja bien y no buscamos nosotros este clima de violencia. Ellos son los que no abren las puertas de la comuna a la gente", entendió el dirigente.

Por último, y tras asegurar que el Ejecutivo sólo está preocupado por los desmanes y por demonizar a su persona, Pucche cargó contra la labor del secretario de Obras Públicas, Manuel Regidor. "Tienen una gran preocupación por las empresas de construcción privadas. A Regidor le han largado un proyecto de esta envergadura cuando sólo tiene experiencia como empresario. El intendente la está errando y después nos responsabilizan de los hechos a las organizaciones sociales", disparó.

Comentá la nota