Una ONG y el público dicen que el Zoo sigue descuidado

Como desde hace años, el Zoo sigue generando más desencantos y enojos que admiración.
La Organización No Gubernamental Red Animalista Mendoza (RAM) dijo que el estado del Jardín Zoológico provincial sigue siendo deplorable, y pidió que se impulse la construcción de un jardín botánico sin acceso al público. En tanto, distintas personas que pasearon el fin de semana en ese lugar comunicaron a Ciudadano su preocupación por el mal estado del paseo y la "deplorable imagen de los animales".

"La cantidad de basura que hay es impresionante. Y no hace falta buscar mucho: sólo con observar al costado del camino uno se encuentra con botellas, bolsas, latas y todo lo que dejan los visitantes", comentó Patricia De Carle, que pasó el último domingo en el paseo.

"Hicimos una visita guiada con el grupo de scouts de Don Orione y ciertamente no dan ganas de volver", aseguró la mujer, quien dijo haber quedado impactada por la imagen de abandono que exhibe la mayoría de los ejemplares del paseo, "en especial los elefantes y los osos polares", indicó.

La Red Animalista Mendoza, en tanto, dijo que, más allá de que ellos manifiestan un enérgico rechazo a la existencia de los zoológicos, el de Mendoza no mejoró el cuidado de los animales y los paseos pese al escándalo mediático que generaron las denuncias que se conocieron a mediados de 2008.

"Todo sigue igual de mal, lo único que hacen es introducirle un par de retoques cosméticos, pintan una jaula, arreglan una baranda, pero mantienen el mismo modelo obsoleto y anacrónico de funcionamiento que más de la mitad de la comunidad científica enarbola", aseveró Alejandro Prieto, uno de los integrantes de la ONG.

"Nosotros pedimos un cambio de estructura, que se arme una reserva sin acceso al público o un jardín botánico, pero no se puede seguir teniendo en ese estado a cerca de 1.600 animales", indicó el integrante de la RAM.

Desde la administración del Zoo, en tanto, defendieron la gestión y criticaron la iniciativa que un grupo de veterinarios acercó a la Legislatura. "Quieren que los administre una fundación, pero que lo siga financiando el Estado", dijo Oscar Ramírez, administrador del paseo. "Nosotros, además, no tenemos presupuesto propio. La recaudación va a las rentas generales, y de ahí el Gobierno nos manda plata. Con el mismo presupuesto que antes daba déficit, ahora alimentaremos a los animales hasta marzo", argumentó Ramírez.

En RAM, en tanto, también fueron críticos con la propuesta de crear una fundación que maneje el Zoo porque "es patrimonio de los mendocinos, no de un grupo de veterinarios", dijo Prieto.

Comentá la nota