Publican declaraciones juradas de legisladores y funcionarios

Millonarios: el Tribunal de Cuentas de la Provincia publicó el listado de los funcionarios y legisladores que presentaron su declaración jurada.
Figura el balance entre activo y pasivo. El gobernador Jorge y sus ministros juran tener patrimonios que no superan el millón de pesos. Entre los funcionarios, aparece como el más rico el presidente del ISS, Miguel Tavella. También el asesor legislativo del PJ, Miguel Solé.

Esta semana se publicó en el Boletín Oficial de la Provincia las declaraciones juradas que los funcionarios provinciales presentaron en el Tribunal de Cuentas, como consecuencia de lo previsto en la Ley 1.252, entre principio de año y el pasado 15 de mayo. Allí figura un balance del estado patrimonial, que contiene el total del activo y del pasivo.

La información fue elevada por el organismo que preside como subrogante Francisco García, y Daniel Beninato como secretario y Luis Camiletti y Liliana Sago de Leventan como vocales.

El gobernador Oscar Mario Jorge declaró poseer un activo de $ 454.542,37 y deudas por $ 2.341,16. Las declaraciones de los funcionarios de primera línea también son austeras, sólo una supera el medio millón de pesos.

Las declaraciones juradas deben presentarlas porque una ley los obliga. Sin embargo, la fiabilidad de los datos ha sido puesta en duda porque, por ejemplo, los bienes se consignan con los valores de origen y no los de mercado.

En el extenso listado que se publica en el último Boletín Oficial, del 29 de mayo pasado, no aparecen intendentes y faltan también algunos funcionarios y ex funcionarios.

Gabinete

Entre los funcionarios del Gabinete de Jorge, el ministro que tiene mayor patrimonio es el titular de la cartera de Hacienda, Ariel Rauschemberger, con $ 633.374 y un pasivo de sólo $ 892.

El ministro de Gobierno, Seguridad y Justicia, César Rodríguez, tiene $ 199.043 y deudas por $ 6.021. Y el ministro de la Producción, Abelardo Ferrán, $ 138.659,49 y $ 61.143,83. Su par en el Ministerio de Educación, Néstor Torres, $ 83.000 y $ 800 respectivamente. El ministro de Obras y Servicios Públicos, Paulo Benvenuto, uno de los funcionarios con más bajo perfil, declaró un activo de $ 348.107,00 y ninguna deuda.

Por su parte, la ministra de Bienestar Social, María Cristina Regazzoli, también candidata de diputada nacional del PJ, es la que menos declaró: $ 82.026,10 de activo y un pasivo de $ 30.794,01.

Entre los secretarios, el de Desarrollo Estratégico, Gustavo Fernández Mendía, no aparece en el listado. En cambio, el secretario de Derechos Humanos, Rubén Funes, dijo tener bienes por $ 328.300 y una deuda de $ 33.900,00; y el secretario general de la Gobernación, Raúl Ortiz, $ 59.596,88 y $ 25.162,16. Además, el secretario de Asuntos Municipales, Rodolfo Fito Calvo, declaró $ 96.000 y $ 7.207,70. Y el de Recursos Hídricos, Juan Pablo Morisoli, $ 139.487,18 y $ 62.245,35, respectivamente.

TdC

Entre los datos salientes del listado, figuran los dos funcionarios que fueron echados del Tribunal de Cuentas, el ex presidente Natalio Guillermo Perés y el ex vocal Rubén Omar Rivero. Ellos también presentaron sus declaraciones juradas. Perés inclusive es uno de los más acaudalados. Juró tener $ 2.603.587,23 y un pasivo de $ 684.993. Rivero, por su parte, un activo de $ 724.121,95 y un pasivo de $ 21.734.

Por otro lado, el jefe de la Policía de La Pampa, comisario Ricardo Baudaux, declaró un activo de $ 170.286,01 y deudas por $ 17.068,06. El presidente del IPAV, Julio Jorge Rojo, declaró tener $ 197.591 y deber $ 33.335, mientras que el gerente general del organismo, Miguel Elorriaga $ 243.873,70 de activo y nada de pasivo.

Legislatura

Por el lado de la Legislatura provincial, llegaron al TdC algunas de las declaraciones juradas más abultadas. Entre los diputados del FrePam, el empresario Carlos Mario Pessi, accionista de una constructora y de una cadena de estaciones de servicio, juró tener $ 3.070.835,17 y un pasivo de $ 3.404,91.

El legislador Carlos Bruno, propietario de la empresa de maquinarias agrícolas Benito B. Bruno e Hijos, en Santa Rosa, posee bienes por $ 2.039.837,60 de activo. Tiene un pasivo de $ 85.919,85.

Otro par de bancada, el productor agropecuario Sergio Pregno, que tiene campo en Eduardo Castex, tiene un activo de $ 1.318.744,47 y un pasivo de $ 599,93.

Con valores menos suculentos, aparecen el diputado Hugo Andrés Pérez, que declaró $ 575.722,63 de activo y $ 36.427,79 de pasivo. También Martín Berhongaray, hijo del ex legislador y funcionario delarruista, el estanciero Antonio Tomás, que juró poseer $ 369.021,00 en activos y $ 50.542 de pasivo. La macachinense Josefina Díaz declaró $ 535.413,05 y $ 75.165,72 en deudas.

En la bancada del PJ, la diputada Sandra Fonseca, esposa del intendente destituido Juan Carlos Tierno, es la única que se declara millonaria. Dijo tener un activo de $ 1.211.947,38 y un pasivo de $ 2.345. La diputada Teresa Antonieta Attochi declaró $ 611.991,81 de activo y cero pasivo. El resto no supera el medio millón de activo, aunque no figura la declaración del diputado Jorge Feliú, el ex intendente de 25 de Mayo.

En el caso de la diputada Silvia Alicia Petitti, ex FrePam, ahora en Radicalismo Independiente, la misma del escándalo de los cheques voladores, dijo que tiene un activo de $ 184.997 y una deuda de $ 169.765, justamente el monto que figura en el concurso de acreedores que se tramita en la Justicia Civil.

El vicegobernador Luis Campo dijo que tiene un activo de $ 114.565,89. El presidente de la Legislatura declaró un pasivo de $ 27.385,44.

Ricos

En el listado sobresale el asesor del bloque del PJ, Miguel Solé, el ex funcionario nacional, que aparece en el segundo lugar de una eventual grilla de millonarios, solamente relegado por el empresario Pesci. El ex director de Canal 3 declaró bienes por $ 2.310.801,64 y ninguna deuda.

Por su parte, Miguel Antonio Tavella, presidente del Instituto de Seguridad Social, lo sigue de cerca: juró tener $ 2.038.911 y ninguna deuda.

Dos funcionarios de segunda línea también superan el millón de pesos de patrimonio, la directora Marta Edit Lluch, con $ 1.224.260,16, y el químico forense Daniel Rolando Paolicchi, con $ 1.337.989,00.

Otro acaudalado es el ex gerente general de DAFAS, Mario Héctor Azcárate, que declaró $ 924.576,18 de activo y $ 200.267,28 de pasivo. Una declaración jurada anterior había sido puesta bajo sospecha por el TdC, que giró las actuaciones a la Fiscalía de Investigaciones Administrativas, aunque nunca se supo que pasó con el expediente.

Comentá la nota