Más pruebas que complican a Zanola y Lorenzo

Por orden de Oyarbide, la Federal obtuvo documentación de una dependencia del Grupo BAPRO que prueba la existencia de un fideicomiso por $140 millones.
El juez federal Norberto Oyarbide avanza en la causa que investiga la mafia de los medicamentos. Con su orden, efectivos de la Policía Federal fueron a las oficinas del Grupo Bapro, ubicadas en el 8º piso de Carlos Pellegrini 91, y -según pudo saber Crítica de la Argentina- encontraron más pruebas que vinculan a la Obra Social Bancaria (OSBA) con la red de comercialización de remedios adulterados.

Según informaron fuentes de la investigación, se encontraron documentos que certifican la existencia de un fideicomiso entre el gremio La Bancaria, liderado por Juan José Zanola, y el empresario farmacéutico Néstor Lorenzo, dueño de la droguería San Javier y único detenido de la causa. Semanas atrás, Oyarbide había hallado durante una requisa en el Policlínico bancario información que insinuaba esta asociación.

El convenio es por 140 millones de pesos y, además, se secuestraron órdenes de pago "irrevocables garantizadas" por 80 millones de pesos relacionadas a los fondos de la Administración de Programas Especiales (APE), que depende del Ministerio de Salud de la Nación, a cargo del tucumano Juan Manzur.

Estos documentos prueba la existencia del fideicomiso creado por Zanola, Lorenzo y el ex funcionario de Néstor Kirchner, Néstor Vázquez. Esta asociación fue denunciada ante Critica de la Argentina por la ex ministra de Salud, Graciela Ocaña, quien aseguró que el fideicomiso permitía el negociado que beneficiaba a San Javier y otras empresas, entre ellas la de Sebastián Forza, uno de los asesinados en el triple crimen de General Rodríguez.

Desde el Grupo BAPRO dijeron que se trató de una diligencia judicial que se llevó a cabo en el área Mandatos y Negocios para recabar la información que la entidad había puesto a disposición de la Justicia, mediante una carta documento.

Hace unos días, el juez había ordenado otras requisas en el conurbano bonaerense y en la provincia de Córdoba, donde se hallaron gran cantidad de fármacos falsos que eran comercializados en farmacias y a obras sociales.

En uno de esos procedimientos fue detenido un hombre, en cuyo domicilio de la localidad de Paso del Rey, partido de Moreno, se encontró una importante cantidad de medicamentos oncológicos adulterados, así como recetas y sellos de médicos.

Comentá la nota