Más pruebas en el affaire Juez-Picolotti

La realidad insiste con complicar a Luis Juez. Ahora, un repaso de lo publicado por él mismo en el Boletín Municipal, en mayo de 2007, lo coloca en una posición incómoda.
La realidad insiste con complicar a Luis Juez. Ahora, un repaso de lo publicado por él mismo en el Boletín Municipal, en mayo de 2007, lo coloca en una posición incómoda. ¿Cómo podría explicarle a la jueza María Servini de Cubría que él declaró haber gastado los 600 mil pesos, que asegura que devolvió parcialmente?

Luis Juez eludió declarar el jueves pasado ante la jueza María Servini de Cubría como imputado por malversación de fondos. Aduce el ex intendente que el fiscal Guillermo Marijuán inventó una causa en su contra, y que los 600 mil pesos que le envió en 2007 el gobierno nacional, en el marco de un acuerdo con la Secretaría de Ambiente y Desarrollo (por aquella época a merced de Romina Picolotti), fueron rendidos correctamente. Asegura que una parte se gastó en lo que se debía (rindió tickets de supermercados y cenas, por ejemplo, destinos todos ellos muy ecológicos), y que el resto fue devuelto. Sin embargo, la documentación de la propia gestión de Juez viene a desmentirlo. El Boletín Municipal de la ciudad de Córdoba, en su edición 2745 del 28 de mayo de 2007, publicó la Ejecución Presupuestaria al 30 de abril de ese año. En la página 6, en la columna de lo presupuestado, aparecen 600 mil pesos con la imputación 1.02.01.18, concepto Acuerdo Marco Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable-Ordenanza N° 11.158; y en la columna de lo ejecutado, la misma cifra. O sea, el 100% había sido ejecutado, y no devuelto, como sostiene Juez.

Comentá la nota