"El CAM prueba que el político no es afecto al equilibrio"

El titular de la Federación Argentina de Colegios de Abogados diserta en Tucumán. Andreucci lamentó que se haya establecido que el órgano selector deba elevar cinco nombres al PE, para que elija uno por cargo.
Un sabor agridulce es la sensación que, según el presidente de la Federación Argentina de Colegios de Abogados (FACA), Carlos Andreucci, deja como resultado la forma en que se ha creado el Consejo Asesor de la Magistratura (CAM). "Estos tres años de lucha pusieron en evidencia que los políticos, a veces, no son afectos al equilibrio de poder. La movilización de muchos sectores, con los abogados haciendo punta, instaló el problema en la sociedad y hasta logró una difusión nacional. Esto hizo que se reacomodara, aunque no del todo, la posición anterior del Gobierno y que se pudiera conformar el CAM con un equilibrio relativo, porque la representatividad no es la ideal, aunque, por lo menos, significa una suerte de 'sosegate' para el poder", aseguró a LA GACETA.

Según el letrado es negativo que la Ley 8.197 establezca que, luego de los concursos de oposición y antecedentes, el CAM deberá elevar al gobernador cinco nombres, para que elija a uno por cargo vacante. También criticó la circunstancia de que la norma permita que el titular del Poder Ejecutivo prescinda del orden de mérito que significará el quinteto sin estar obligado a dar razones de tal apartamiento.

Andreucci fue terminante. "Esto es inédito, porque los Consejos de la Magistratura proponen ternas vinculantes, que significan un ránking, un orden de mérito, que establece una ponderación acerca del desempeño de los concursantes, para que el Poder Ejecutivo elija a uno y solicite el correspondiente acuerdo legislativo. Las recientes reformas de Corrientes y de Entre Ríos van en esa dirección, como el resto de las Constituciones de avanzada, que sientan pautas objetivas, que buscan que se elija como jueces a los mejores".

El dirigente insistió en el mismo concepto: "este quinteto trata de abrir la discrecionalidad del PE para que pueda elegir al que crea que le convenga más. Confío en que, después de una breve experiencia, se volverá al cauce normal y se reducirá la propuesta del CAM a la terna, que es ya la medida internacional que se aplica en todas las latitudes".

En alerta

A Andreucci, que hoy disertará en Tucumán (ver "Debate..."), le preocupa que, pese al establecimiento del CAM, haya quienes promuevan un mecanismo que posibilite nombrar jueces subrogantes hasta que concluyan los concursos para la cobertura definitiva de los cargos.

El abogado advirtió sobre los peligros, por ejemplo, de intentar echar mano de la Ley 8.136, actualmente bloqueada por una medida cautelar, que permitía que los poderes políticos designaran discrecionalmente jueces provisorios sin ningún mecanismo de selección. "Esa herramienta introduce un precedente preocupante. Hay que evitar las subrogancias, porque, por lo general, vienen para quedarse, sin plazos. De ser necesario, los jueces en actividad pueden hacerse cargo transitoriamente de las vacantes. Es más complicado recurrir a los jueces jubilados", dijo.

Comentá la nota