Prudencia de González: pidió no entrar en pánico.

Sin embargo, aseguró que la cartera sanitaria provincial acentuó en las últimas horas la vigilancia epidemiológica para estar preparados ante el eventual ingreso del virus a Córdoba. Instó a no automedicarse ni usar barbijo.
El ministro de Salud de la Provincia, Oscar González, instó ayer a la comunidad a "no entrar en pánico" ante la situación que se vive en el mundo en relación a la gripe porcina, aunque afirmó que la dependencia decidió acentuar la vigilancia epidemiológica que rige para Córdoba en caso de que el virus ingrese al país.

"No hay razón para que los cordobeses modifiquen sus condiciones de vida ni entren en pánico porque nuestra provincia se encuentra todavía fuera de la circulación del virus", afirmó González.

Sin embargo, aclaró que se decidió elevar el alerta en todos los hospitales públicos provinciales, nacionales y municipales con el objeto de evaluar la evolución de la enfermedad en la provincia y la ciudad.

"Hoy hay cerca de 20 personas en observación, pero sólo se trata de gente que vuelve de México con miedo porque tiene la nariz tapada o 37 grados de temperatura. Esta gente consulta y se la atiende, pero aún no se han tomado muestras ni se los ha internado porque no son catalogados como casos sospechosos", agregó el ministro.

Las declaraciones oficiales se inscriben en el marco de una resolución emitida anoche por la Organización Mundial de la Salud (OMS) que eleva a cinco el nivel de alerta mundial sobre la epidemia de gripe porcina, el número más alto de los últimos 40 años.

"La elevación del nivel era necesario si tenemos en cuenta que la fase 4 por definición es la existencia del virus en uno o varios conglomerados pequeños con transmisión interhumana limitada y diseminación sumamente localizada. Eso no alcanzaba para describir la situación y se optó por la fase 5", aseguró González

Además, señaló que existen tres requerimientos para que un caso sea considerado como sospechoso. En primer lugar, la persona debe haber estado en el lugar de la epidemia. En segundo, debe tener el cuadro clínico de una gripe que implique temperaturas por encima de los 38 grados, afección respiratoria y quebrantamiento del estado general. Por último, la persona debe haber estado en México en la última semana. "Hoy podemos decir que en Córdoba no hay nadie con cuadro clínico de gripe fuerte, que haya estado en México y que esa estadía haya sido de una semana para atrás. Tampoco está comprobada la circulación del virus en la Argentina", indicó.

Asimismo aclaró: "Lo que la gente no tiene que hacer es ponerse barbijo, no tiene que comprar medicamentos antigripales, no tiene que tomar ninguna medida, sino que debe estar atento a la información proporcionada por la autoridad sanitaria. Sólo frente a la aparición de síntomas de enfermedad respiratoria aguda debe consultar al médico, siempre sin automedicarse.

Vuelos a México

En relación a los vuelos directos desde México que fueron suspendidos ayer hasta la cero hora del lunes, González aseguró que "no resuelve el problema en Córdoba y nos obliga a mantener el control de nuestro aeropuerto, teniendo en cuenta que no se realizan viajes directos al país azteca sino sólo con escalas".

Además, señaló que el martes solicitó a la Nación cogestionar el control de los aeropuertos en materia de seguridad e "instalar rápidamente cámaras termosensibles o scanners de temperatura en el Aeropuerto de Córdoba".

"Lo difícil es que se trata de un virus nuevo del cual todavía no conocemos el comportamiento final. Hasta aquí los datos preliminares indican que se comporta como resto de los virus de las gripes estacionales. Por caso, el año pasado en Argentina hubo 1.180.000 de enfermos de gripe, de los cuales murieron miles. Sin embargo, todavía no podemos asegurar que este virus sea menos o más agresivo que la gripe", afirmó González.

Por último, recomendó a los cordobeses que de no ser imprescindible, "no se metan en la boca del lobo y viajen a México, para evitar la aparición de casos sospechosos".

Comentá la nota