Dos proyectos que involucran a personal municipal

El bloque princista presentó una iniciativa que desaprueba la actitud que la jefa comunal tuvo hacia cuatro trabajadores municipales.
El Frente Unión Vecinal, en tanto, reiteró el pedido de información sobre empleados que residen fuera del partido de Luján.

En la sesión del viernes, el Concejo Deliberante aprobó, por mayoría, dos proyectos relacionados con el personal municipal. En ambos casos, las iniciativas no contaron con el apoyo del oficialismo.

La primera de las propuestas fue presentada por el bloque princista y hace referencia al incidente que protagonizaron la intendenta Rosso y cuatro empleados que desempeñaban funciones durante la Peregrinación Gaucha.

Como informó EL CIVISMO en ediciones anteriores, cuando la jefa comunal llegó al predio dispuesto para el acampe de los peregrinos a caballo, los echó del lugar mediante una “catarata de insultos” que descolocó a los agentes municipales.

El hecho llegó a todos los bloques por intermedio de una carta presentada por los trabajadores agredidos, quienes también elevaron una nota a los gremios con incumbencia en el plantel municipal. En paralelo, Rosso los convocó para pedirles disculpas. Si bien los agentes aceptaron las disculpas, solicitaron a la jefa comunal que las hiciera públicas.

Durante el tratamiento del proyecto, el concejal Domingo Faro “exhortó” a la intendenta a “rever actitudes y procedimientos. Vamos a insistir con que cesen las persecuciones al personal, que deje de haber personal cumpliendo funciones de policías en la planta baja observando con quién se paran a hablar los empleados municipales”. “Nosotros queremos aportar, pero lamentablemente son muchas las veces que nos tenemos que calentar por actitudes groseras. Que la intendenta no se sienta perseguida, que gobierne sin temores y con respeto”, dijo Faro.

Desde la bancada oficialista, Mauricio Molinero intentó aclarar que durante el encuentro que Rosso mantuvo con los cuatro trabajadores, “nunca salió esa promesa de pedir disculpas públicas por los medios”.

“En la reunión con los concejales, los empleados expresaron que se sentían muy presionados. Les pregunté si esa presión era a nivel laboral y me dijeron que no. Entonces me pregunto: ¿Quién los presiona y con qué fin?”, expresó Molinero.

Después de algunas modificaciones, el proyecto presentado por el Frente Reafirmación Peronista para la Victoria fue aprobado sin los votos positivos del diezmado bloque que responde a la intendenta. El Concejo determinó “repudiar enérgicamente toda conducta manifiestamente violenta, en cualquiera de sus formas, en especial las ejercidas por funcionarios de alto rango, en desmedro del personal subalterno”. Además, y por medio de una comunicación, el Cuerpo solicita que la intendenta “arbitre los medios que estén a su alcance para dar por finalizado el tema”.

De esta manera, tanto los concejales como los cuatro trabajadores dieron por cerrado el hecho. Incluso, los empleados decidieron desechar la posibilidad de llevar el incidente al Instituto Nacional Contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), tal como habían planeado en un primer momento.

NUEVO PEDIDO DE INFORMACIÓN

El Frente Unión Vecinal (FUV), en tanto, volvió a pedirle información al Departamento Ejecutivo sobre la totalidad de agentes de las Plantas Permanente y Temporaria, de personal contratado y funcionarios políticos, con indicación de nombres, funciones y áreas en las que se desempeñan. En realidad, los ediles quieren conocer datos sobre el denominado “personal foráneo” que desembarcó en Luján de la mano de Rosso y que en estos meses protagonizó diferentes incidentes lamentables.

Desde el FUV también pidieron detalles de designaciones, nombramientos y contrataciones de personal que no tenga su domicilio en Luján, “discriminando en cada caso la categoría, el horario, funciones que cumplen, una copia fiel de los decretos de nombramiento y contrato de locación de servicio y planilla de sueldos de cada uno”.

La solicitud remite a otra que el Concejo realizó a mediados del mes pasado y que todavía no fue respondida: “Este proyecto que hemos presentado es en virtud de la sesión ordinaria del 12 de septiembre en la que se aprobó un proyecto de comunicación solicitando al Departamento Ejecutivo información sobre la totalidad de los agentes de las plantas permanente y temporaria, de personal contratado y funcionarios políticos. No hemos acusado recibo de la información. Por lo tanto reiteramos esa comunicación”, dijo Oscar Luciani.

El oficialista Rubén Riccardo, en tanto, marcó que todavía no se cumplió el plazo máximo que el Ejecutivo tiene para acercar la información. También justificó la demora en la gran cantidad de datos que el Concejo había solicitado.

Ante esto, Faro recordó a Riccardo que “en todo caso el Ejecutivo podría pedir una prórroga”, y a continuación consideró que sería “un buen ejemplo” de parte de la intendenta “si estos grupos calificados como de tareas, que trabajan en Control Urbano y en los Talleres, dejan sus funciones. Sería un gesto importantísimo de la señora intendenta. Vuelvo a repetir, acá no somos delincuentes”.

En el último punto de la comunicación, los concejales del FUV adelantan que en caso de no obtener respuestas, “se reservan el derecho de convocar a una sesión extraordinaria” con la presencia de Rosso.

“Sería un buen ejemplo de parte de la intendenta si estos grupos calificados como de tareas, que trabajan en Control Urbano y en los Talleres, dejen sus funciones”, opinó Faro.

De Robles a Riccardo

Durante el tratamiento del proyecto presentado por el FUV sobre la cantidad de personal contratado, la concejal vecinalista Amanda Robles dedicó unas palabras al edil oficialista Rubén Riccardo.

“Realmente me molestó la observación del concejal Riccardo, y el modo en que la hizo, cuando se dirigió a nuestro bloque específicamente por una nota enviada a la señora intendenta. En ese momento, que estaba tan exaltado, le pregunté en nombre de quién venía y qué era lo que quería. Le pregunté si venía a cuestionar la nota a nombre de Riccardo o a nombre de la señora intendenta. Ante eso no contestó y refunfuñando salió del bloque”, explicó Robles.

La concejal se refirió a la reacción que generó en el bloque oficialista una nota que el FUV envió a Rosso. En ese escrito se pedía información sobre los concursos para el ingreso de personal municipal y se adelantaba que “este bloque se reserva el derecho de convocar a una sesión extraordinaria” requiriendo la presencia de Rosso. La advertencia del vecinalista exasperó los ánimos en el gobierno y el presidente de la bancada oficialista, sin ningún tipo de cintura política, mantuvo un intercambio de opiniones en las oficinas del bloque vecinalista con un tono poco amigable.

“Le quiero volver a aclarar al señor concejal que una de las atribuciones de este Concejo es la facultad que tiene de convocar a sesión extraordinaria. Le quiero pedir, por favor, que cuando un bloque redacta una nota o una comunicación midamos los términos en la que la cuestionamos. Podemos aconsejar, sugerir, pero no agredir. Encima era una nota que había estado dirigida a la intendenta municipal, no al Concejo a través de una comunicación”, agregó Robles.

Comentá la nota