Un proyecto que toma fuerza Zúccaro se acerca al vecinalismo: oficialistas y opositores opinan

Dan su parecer los zuccaristas Marcelo Castillo y Walter Roldán, y los ediles electo y en funciones Gustavo Trindade y Marcela Campagnoli de Unión Pro y la C.C. respectivamente.
El propio intendente Humberto Zúccaro lo ha admitido más de una vez. "El camino es el vecinalismo". Camino, claro, que lleva a poder despegarse a los jefes comunales de las figuras nacionales y provinciales, que muchas veces se convierten en pesados lastres del que hay que liberarse si no se quiere perder altura.

Pero también, una ruta que conciba al proyecto vecinalista como una herramienta que permita accionar políticas en su totalidad basadas en la mirada local de los problemas. Es decir, aquellos que deben resolverse desde la esfera municipal.

Tras las elecciones del pasado 28 de junio, Zúccaro demostró que pudo hacerle frente al arrastre negativo que su gestión iba a irremediablemente sufrir a manos de la boleta de Néstor Kirchner.

El jefe comunal obtuvo 9 puntos más que Néstor, y, hablando de los cuerpos locales, le sacó casi 15 puntos de diferencia a su seguidor, la Unión Pro.

Esa prescindencia de Zúccaro de figuras nacionales (en todo caso creen que sería al revés) hizo pensar seriamente al jefe comunal en trocar el sello del PJ por el del vecinalismo, o, en todo caso, combinar ambos para no depender de un alto corte de boleta.

A continuación los oficialistas Marcelo Castillo y Walter Roldán (concejal y edil electo respectivamente), y los opositores Marcela Campagnoli, edil de la Coalición Cívica, y el también electo Gustavo Trindade, de Unión Pro, opinaron sobre el tema. Una idea que seduce a varios, pero que no agrada a aquellos que apuestan a reemplazar a Zúccaro en el 2011.

Castillo: "No es incompatible con el PJ"

"La intención de 'vecinalizar' el partido es el resorte de la idea que tiene el intendente. Lo estamos analizando y a mí me parece bien. El vecinalismo no es incompatible hacerlo desde una estructura oficial muy fuerte como es el PJ. Yo no tomo al vecinalismo como un partido preexistente, no se trata de ingresar a ese partido o hacerlo ingresar a nuestra estructura, sino de tomar la concepción vecinalista. Estamos esperando qué va a pasar a nivel nacional con el justicialismo ya que las estructuras nacionales están en un problema crítico para elegir sus autoridades; la actitud local nos permite no estar detrás de una línea nacional".

Roldán: "Zúccaro tiene sentido vecinalista"

"No creo que la gestión pueda ser más o menos exitosa porque la lleve a cabo un partido Vecinalista, el resultado se logra por la capacidad de los actores involucrados en la toma de decisiones. El vecinalismo como medio de acercarse al ciudadano debe ser llevado a cabo por cualquier partido político. Zúccaro tiene ese sentido vecinalista en su gestión: escucha a cada habitante, a cada sector, a cada ONG, a cada sociedad de fomento, los atiende él personalmente, recorre las calles de todos los barrios de Pilar y se solidariza permanentemente con la problemática de cada sector, no le saca la espalda a ningún tema. Lo que ha trabajado el Intendente con todas las fuerzas vivas en sus 5 años de gestión no lo ha hecho nadie anteriormente, al menos en el tiempo que yo tengo conciencia y conocimiento. Conozco la aptitud política de Zúccaro, creo que tiene una apertura mental muy grande como para, si se lo propone, formar un gran frente vecinalista que aglutine dirigentes de diversos sectores económicos y políticos. Yo tengo esa imagen del vecinalismo que dejó López Herrero, un movimiento amplio y plural, donde había una profunda identificación con el vecino común y dirigentes que eran probos en lo humano, en lo ético, en lo social, en lo comercial y en lo profesional. Creo que una corriente vecinalista le daría aire fresco a la intención de ir cambiando algunos aspectos en la forma de hacer política por parte de sus actores. Sinceramente estoy cansado de escuchar al algunos personajes que dicen ser políticos y que ocupan espacio en las noticias difamando al otro, menospreciándolo, menoscabándolo, criticando, pero sin proponer soluciones, sin tirar ideas, sin trabajar por el vecino. De esa política creo que estamos todos cansados. La gente esta esperando que los que actuamos en política nos pongamos los pantalones largos y pensemos en el pueblo, que es lo que necesita, como ayudar a mejorarles la calidad de vida, como hacer mas eficiente la administración publica, etc., el ‘conventillo’ es para las personas que no tienen nada que hacer o nada en que ocuparse".

Campagnoli: "Si hay diálogo, sirve".

"Con el vecinalismo se busca poder desligarse de dirigentes nacionales o provinciales que los condicionen (a los intendentes) en sus prioridades y en su accionar, dando prioridad a lo local. Aunque hay veces que es el disfraz ideal para alguna dirigencia que busca sobrevivir en condiciones desfavorables y ya no puede hacerlo a través del ropaje convencional. Si está encausado por políticos que sepan gestionar y consensuar, abierto al diálogo y a escuchar, puede ayudar muchísimo el vecinalismo, que ha dado sus frutos en municipios donde sus dirigentes tenían un claro proyecto de ciudad, conocían sus problemas y sus soluciones, y consultaban a expertos para solucionar temas de urbanismo, salud, transporte, etc. Vecinos somos todos, el rico y el pobre, acá (en un proyecto vecinalista) se deja de lado las ideologías para resaltar a la ciudad a la que uno quiere apuntar. Una ciudad segura, con calles asfaltadas e iluminadas, inclusiva no exclusiva, con estilo propio y todos los servicios correctamente funcionando, con un buen sistema de salud, con un sistema de transporte público que priorice al pasajero por encima del vehículo particular -evitando así el congestionamiento vehicular en los centros urbanos-, donde sus escuelas públicas no se diferencien de las privadas en cuanto a lo edilicio. Un distrito en donde exista una planificación urbana y legislación que se cumpla. Será así una ciudad donde muchos querrán venir a vivir y a invertir, y eso beneficiará a todo el espectro social, dando trabajo a muchos y calidad de vida a todos. El poder se ejerce y construye de abajo hacia arriba, y con municipios fuertes y bien administrados, por personas idóneas y honestas, con capacidad de gestión. La falta de representantes provinciales y nacionales no debería ser un escollo para su correcto funcionamiento".

Trindade: "No hay que compararse"

"Es gracioso que Zúccaro quiera compararse con Ubieto, (Ricardo, 4 veces jefe comunal de Tigre de la mano de un partido vecinal). Ubieto fue un estadista comunal que cambió a Tigre para siempre, acompañando y enfocando la inversión privada y pública de forma ordenada para una meta común, de la cual hoy se ven los frutos". Tigre creció con planificación ordenada, con visión de futuro, con ansias de crecer, profesionalismo y apuntando a altos estándares y logró lo que todo vemos hoy. Nada más lejos de esta no-gestión desastroza de Zúccaro, donde a pesar de las enormes posibilidades económicas de Pilar, vive improvisando y administrando la pobreza día a día".

Comentá la nota