Proyecto Spartacus: la Escuela de Estética respondió a las concejales

La directora Marta Belardo criticó los argumentos de las ediles Susana Succini y Mónica Filippini a quienes definió como “perversas” y “deshonestas”. En tanto, María Luisa Mazzola defendió y destacó el trabajo realizado por los trece alumnos participantes. La docente se entrevista hoy con el intendente Héctor Gutiérrez.
DE LA REDACCION.Marta Belardo y María Luisa Mazzola, directora y docente de la Escuela de Estética “Arturo Vázquez”, convocaron ayer a conferencia de prensa para responder los argumentos de las concejales Susana Succini, Mónica Filippini y Gabriela Taruselli, expresados en el decreto con el que se anuló el pedido de declaración de Interés Municipal del denominado proyecto Spartacus, un trabajo realizado por alumnos del establecimiento vinculado con la trata de personas, que fuera presentado el 13 de este mes en el 6º Encuentro “Jóvenes y Memoria”, organizado por la Comisión Provincial por la Memoria, en el Complejo de Chapadmalal.

Belardo comenzó felicitando a los alumnos y a los docentes María Luisa Mazzola y Ernesto Carenzo que participaron del proyecto, al tiempo que recordó a la prensa “que el proyecto fue un trabajo que llevó aproximadamente un año de trabajo”. También agradeció a las familias que les confiaron a sus hijos y la acompañaron en la sesión del jueves 13 “donde se suscitaron varios hechos que comprometieron seriamente a esta institución”.

La directora del establecimiento hizo extensivo el agradecimiento “a los que votaron a favor de la Declaración de Interés Municipal de este proyecto y a aquellos que lo hicieron en contra pero con respeto. También a los políticos y a los religiosos de varios dogmas que se acercaron a esta escuela para ofrecer su apoyo, a quien les pido disculpas por no haberlos atendido, porque yo no quería que una cuestión de índole pedagógica e institucional quedara unida a ideologías partidarias o religiosas. Quiero agradecer también a la inspectora jefe del Distrito, Mónica Membriani que, si bien ella no tiene supervisión sobre esta institución, se preocupó sobre el tema”.

Luego Belardo pasó a responder las declaraciones de las concejales Susana Succini y Mónica Filippini a las que definió como “perversas” y “deshonestas”.

Primero leyó fragmentos de las declaraciones de Succini donde ésta señalaba que “la Escuela de Estética fue creada hace 20 años para chicos de 6 a 12 años. Estos alumnos son de talleres que realiza la escuela y si para hacer creer que tenemos más matrícula hacemos figurar a los adolescentes de los talleres estamos mal”.

Respondiendo a esto Belardo sostuvo: “no creo que ella desconozca que las escuelas de Estética no trabajan solamente con matrículas de 6 a 12 años, sino que tienen matrícula desde nivel inicial hasta finalizar el Polimodal. Todos los alumnos comprendidos dentro de esa edad son regulares de la institución. Más allá de eso tenemos talleres de extensión a la comunidad a los que asisten desde niños hasta adultos, pero esos concurrentes no se contabilizan como matrícula. Estos alumnos son de quinto nivel de la Escuela y pertenecen a los talleres optativos de entre 17 y 18 años de edad. Entonces llamé a esta señora para preguntarle por qué se había expresado de esa forma, por qué esa mentira y le di la oportunidad de retractarse públicamente porque ella había hecho abuso de un micrófono, de un cargo y de un voto para perjudicar a la institución, pero todavía estoy esperando una respuesta”.

Luego, leyó las declaraciones de la edil Mónica Filippini, quien expresaba: “‘Lo que no podemos dejar pasar es la profunda preocupación de que los jóvenes corran riesgo porque los enviaban a investigar con preguntas a los involucrados, entrevistando a perversos”.

Belardo respondió: “los chicos jamás hicieron una entrevista solos, siempre fueron acompañados por un adulto. Y quisiera saber a qué se refiere ella cuando habla de personajes perversos. Creo que la perversión está en estas dos concejales que están dando un mal ejemplo a los adolescentes que también asisten al secundario y tratan estos temas en las escuelas de origen y no son ajenos a la realidad que les toca vivir”.

La directora volvió a cargar contra las concejales al señalar que “han dado muestras de que nosotros tendremos que pagar más servicios el año que viene para, entre otras cosas, abonar sueldos municipales a personas deshonestas. Porque lo que hicieron estas dos mujeres es un acto de deshonestidad”.

A su turno, la docente María Luisa Mazzola se refirió a la metodología de trabajo del proyecto, asegurando que es la misma que se viene implementando desde 2002 con la Comisión Provincial por la Memoria en el Programa Jóvenes y Memoria. “Las entrevistas las coordinan los adultos que son los que los acompañan a los chicos”.

Según la docente el proyecto Spartacus estuvo a disposición de los concejales desde mayo de este año. “El deseo era que se reconociera el trabajo de los chicos, se considerara su compromiso, sus ganas de trabajar para la comunidad, porque esto lo hicieron sabiendo que no van a recibir nada a cambio”.

Respecto a lo argumentado por la edil Gabriela Taruselli, quien señalaba que “en la propuesta citan como aval a inspectores que no garantizan el trabajo”, Belardo respondió: “es evidente que la concejal no ha leído el proyecto que fue hecho para ser presentado ante la Comisión Provincial por la Memoria”.

La directora explicó que el proyecto fue declarado inviable por el informe de la inspectora coordinadora de la Ciap Nº 5 de la cual depende la institución. “Este informe no responde a la realidad -enfatizó-. En la Comisión provincial por la Memoria ingresan proyectos que van a llevar a cabo únicamente alumnos de nivel secundario, osea que la edad es esa. Y con respecto a que esta escuela no posee orientación escolar, lo que haría viable el proyecto, ella desconoce que estos proyectos son monitoreados constantemente por coordinadores generales de la comisión. La prueba está que en siete años jamás pasó nada y que en Chapadmalal hubo más de 700 chicos conviviendo armoniosamente y presentando casos extremos”.

Por su parte, Mazzola defendió y destacó el trabajo realizado por los trece alumnos que participaron en el proyecto. “Ellos se asesoraron, leyeron y se involucraron”. Al mismo tiempo Mazzola les preguntó a las concejales: “¿nunca les interesó saber cómo se trabajaba en estos proyectos? ¿por qué ahora se preocupan tanto y hablan sin conocer? Esto es lo que más nos molesta.

-¿Qué lectura hace usted de esto?

-Las lecturas son múltiples y están fuera de lo pedagógico, por lo tanto yo no voy a hablar porque mi situación particular se debe aclarar desde la escuela pero en forma personal con el señor intendente. Pero también desde la institución vale aclarar mi situación y mi rol dentro del proyecto y eso no me corresponde a mí, porque soy una docente más.

En relación a esto, Belardo aclaró que defendió la posición de Mazzola ante la Comisión de Hacienda y Gobierno 2 argumentando que la docente no hacía en la escuela ningún tipo de política partidaria como lo venían expresando algunos políticos, entre ellos, el intendente municipal.

“Nunca he injuriado al señor intendente -intervino Mazzola-.

Más allá de que no opino como él, que no comparta su ideología, jamás he salido a decir públicamente como él lo ha hecho conmigo. Así que de esto vamos a hablar con él en una entrevista que muy amablemente me concedió para hoy las 13:00”.

Finalmente, refiriéndose al intendente, Belardo destacó como “muy sana” la entrevista que tuvo Gutiérrez con los chicos. “Creo que se fue tranquilo porque se dio cuenta que estos chicos son muchos más sanos mentalmente que muchos de los grandes que los rodeamos”.

Comentá la nota