El proyecto salarial vuelve al Concejo Deliberante

El intendente Martín Buzzi confirmó ayer que el proyecto de readecuación salarial para los empleados municipales será nuevamente remitido al Concejo Deliberante para su tratamiento en sesión extraordinaria antes de que culmine agosto.
El intendente Martín Buzzi ratificó ayer que la readecuación salarial del orden del 5% será elevada nuevamente al Concejo Deliberante, acompañada de "una cantidad muy importante de información adicional", especificando que "las fundamentaciones se van a reforzar con números, con todos los datos que hacen a la recaudación, a los incrementos otorgados con anterioridad y el impacto que esto ya ha generado en el presupuesto 2009, que para nosotros termina con una pauta promedio del 12%".

Agregó además que se pretende su tratamiento en una sesión extraordinaria a convocar "lo antes posible", para que los empleados municipales puedan cobrar la liquidación de agosto con este adicional, de lo que se traduce que dicha sesión se llevaría a cabo en la semana en curso.

Cabe destacar que en instancias de la devolución del proyecto el jueves último, los empleados municipales nucleados en SOEM y APJ habían enmarcado la necesidad de un nuevo diálogo paritario, en un plazo estipulado para ayer, en función de los pasos administrativos que correría el proyecto.

Sin embargo, la semana comenzó sin mayores novedades ni convocatorias, y aunque Buzzi refirió que se celebrará una reunión con los gremios, señaló que las conversaciones serán conducidas por los secretarios municipales, "los responsables políticos de cada área y de incumbencia directa en el tratamiento del personal", por lo cual no habrá lugar a la pretensión sindical de que sea el intendente quien encabece las negociaciones por parte del Ejecutivo.

Dado que el intendente reiteró una vez más que ese 5% "es lo que la ciudad puede pagar hoy" y que "no está mal un promedio del 12% en el contexto en el que estamos", caen las expectativas sindicales y se devuelve la presión al Concejo Deliberante, que había intentado eludir con la decisión del jueves.

También habrá que ver en ocasión de la sesión extraordinaria cuál es el consenso dentro del bloque oficialista, que si bien por sí mismo supera por un voto los siete requeridos para la aprobación del aumento, las posiciones internas marcaban la semana pasada al menos tres negativas al acompañamiento.

Los municipales en tanto, esperan el giro de alguna respuesta del Ejecutivo, que no se formalizaba al cierre de esta edición, aunque habida cuenta de la confirmación pública del jefe del Ejecutivo y los dichos del titular del SOEM, David González, no se descarta una nueva movilización, que podría incluir medidas de fuerza, además de la presencia de los trabajadores el día de la votación en el Concejo.

Comentá la nota