¿Se cae el proyecto de relocalizar los boliches de Alem a la Escollera Norte?

Este jueves, se realizó una Jornada de Trabajo para analizar el proyecto “Terminal de Cruceros y Traslado de Comercios Vinculados a la Actividad de Nocturnidad de la zona de Alem a la Escollera Norte del Puerto de Mar del Plata”. Hubo duros cuestionamientos contra la iniciativa del intendente Pulti.

“ES UN PROBLEMA DE COMPLEJIDAD MÁXIMA”

La concejal del FpV, Viviana Roca, llamó a que se trate “el problema de la nocturnidad en la zona de Alem y su posible traslado a la escollera norte del puerto de Mar del Plata” como “un entramado complejo de problemáticas”.

“Estos lineamientos, en muchos casos enfrentados, no fueron resueltos claramente en la presentación del proyecto por parte del Plan Estratégico. Esta falta de consideración de las múltiples voces e interpretaciones quedó claramente expresada en esta primera jornada de trabajo para pensar el traslado de comercios de esparcimiento a una zona portuaria”, argumentó la edil.

En ese sentido, consideró que “lo que se presentó en su momento como un proyecto pensado y cerrado donde se contemplaban a todos los actores intervinientes, se manifestó hoy en el HCD como un proyecto abierto donde queda una larga lista de temas por definir, poniendo, de alguna manera en duda, no tanto el desarrollo de una zona productiva como es el puerto sino cierta incompatibilidad entre las actividades industriales y las de esparcimiento o nocturnidad”.

Entre los elementos que calificó como “irresueltos”, Roca hizo hincapié en la falta de espacio operativo o colapso de los frentes amarre para los barcos de gran calado, expresado por la Cámara de la Industria Naval. “También podemos citar los argumentos del INIDEP, que desarrolla tareas en dicha estación, respecto del problema ambiental que puede surgir de la gran aglomeración de personas y vehículos en un espacio destinado a la investigación y el desarrollo de la pesca”, afirmó la edil en un comunicado de prensa.

En consecuencia, sostuvo que se trata de “un problema de complejidad máxima y sobre la cual no hay la suficiente cantidad de estudios para poder tener al respecto una mirada o posición definitiva”.

A su vez, estimó Roca “la necesidad imperiosa de valorar y desarrollar la zona de la escollera norte de Mar del Plata para darle al puerto de nuestra ciudad mayor operatividad y poder garantizar el funcionamiento vinculándolo a su principal actividad que es la de los quehaceres portuarios y navales”.

“Creemos que la solución que se elevó de manera concluida a los ámbitos provinciales y nacionales deja una cantidad de puntos abiertos y dudas que sólo pueden ser saldadas con nuevas instancias de trabajo donde se considere de manera definitiva todos las aristas que la complejidad del problema merece”, concluyó.

PEDIDO DE INFORME

El diputado socialista Carlos Nivio presentó un pedido de informes en la Cámara de Diputados, a través del cual busca saber si la Escollera Norte es un espacio adecuado para la reubicación de los boliches de la calle Alem, cuáles serán las medidas de seguridad a implementarse y qué efectos tendrá el emprendimiento sobre la operatividad de la terminal marítima. En tanto, desde el FpV aseguran que la iniciativa del Intendente “tiene muchos puntos irresueltos”.

La Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires tiene en tratamiento un Pedido de Informes presentado por el diputado socialista Carlos Nivio, en el cual solicita al Poder Ejecutivo respuesta a una serie de interrogantes referidos la proyectada construcción de bares y pubs en la Escollera Norte del Puerto marplatense.

Según explicó el legislador, la iniciativa apunta a que “se aclare” una serie de aspectos vinculados con el proyecto de instalación de un complejo de bares y pubs en la Escollera Norte, ya que consideró que el mismo “puede estar condicionando el desarrollo futuro del Puerto, el cual dispone de limitada superficie en tierra para responder a todos los requerimientos presentes y futuros que demanda su carácter multipropósito".

"Debemos comprender que nuestro Puerto es de fundamental importancia para el desarrollo local y regional, por lo que es necesario preservar sus espacios para las funciones que le son propias”, exhortó, y propuso que ese tipo de emprendimiento “podría ser ubicado en muchos otros lugares sin comprometer el funcionamiento actual y futuro del Puerto".

En su pedido de informes, que recibe tratamiento en Comisiones de la Cámara de Diputados, Nivio consultó por la existencia de “algún estudio” que haya demostrado que el Puerto no necesitará de la mayor parte de la Escollera Norte para el desarrollo de actividades portuarias durante las próximas décadas, y si la misma “es el lugar más apto para ese emprendimiento inmobiliario.

Por otra parte, el diputado de la Coalición Cívica solicitó que se informe “si se han tenido en cuenta las necesidades de espacios en dicho sector que demandará la construcción y el funcionamiento de la Terminal de Cruceros ya acordada y de todas sus actividades complementarias, puntualizándose también respecto a los requerimientos en el área para las maniobras correspondientes a las embarcaciones que utilizan el sector de muelle”.

Asimismo, consultó si “se han considerado los aspectos vinculados con la seguridad de los jóvenes que pudieran asistir a los locales nocturnos a construirse, dada la existencia de muelles con operatoria marítima y de instalaciones militares contiguas a dichos ámbitos de esparcimiento”; y sobre la existencia de “situaciones conflictivas que pudieran afectar el funcionamiento del Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero, dado que sus instalaciones lindan con el sector donde se construiría el emprendimiento”.

En tanto, Nivio interrogó “si se ha tenido en cuenta la existencia de normas internacionales que desde comienzos de la presente década han establecido disposiciones en materia de seguridad, cuyo cumplimiento es obligatorio para todos los puertos de ultramar y que restringen la autorización para actividades no portuarias”.

Otros de los puntos que contiene el Pedido de Informes, se relaciona con la conflictividad vehicular y peatonal que se produciría en el sector, “dado que se trata de una escollera con un único punto de acceso y egreso y donde confluirán vehículos de transporte de carga, automóviles, motocicletas, transportes de pasajeros, y vehículos especiales relacionados con las actividades portuarias”.

Comentá la nota