Proyecto de reintegros para la producción patagónica

*Incentivo a la exportación de mercaderías con valor agregado.
El senador nacional Marcelo Guinle presentó en el Congreso Nacional el proyecto de ley de reintegros a las exportaciones de mercaderías con valor agregado originarias de la Región Patagónica.

La iniciativa impulsada por el legislador chubutense prevé un fuerte impulso a las exportaciones de productos que cuenten con procesamiento en la región, con una escala de reintegros que depende del nivel valor agregado que cuente la mercadería.

"Se busca incentivar la producción en la Patagonia mediante la

disminución de las asimetrías que la afectan en especial en cuanto a distancias, clima y densidad poblacional, que la colocan en una

situación de desventaja respecto de otras economías regionales y que le restan competitividad frente a otros países en el mercado global", explicó Guinle.

Para el otorgamiento del beneficio previsto por el proyecto, se pone el acento en el carácter originario de la Patagonia de la mercadería y en el valor que a ésta se le agregue en la región, y siempre que sea exportada a través de puertos o aeropuertos patagónicos. "Sin embargo, a diferencia del viejo esquema de reembolsos, no se establecen diferencias en función del puerto o aeropuerto patagónico de embarque, para evitar una competencia entre ellos que a la postre pueda resultar perjudicial", detalló.

Cadena de valor

"La iniciativa persigue generar una mayor competitividad de las

empresas locales, el incremento de volúmenes exportables y la

generación de nuevos puestos de trabajo", remarcó el legislador por Chubut.

Para esto, el nivel de reintegro a otorgar, definido por la norma para cada producto, depende del valor agregado a la mercadería en la Patagonia, requisito que será certificado por la autoridad provincial competente en cada caso. Sin embargo, la base de cálculo tomada a los efectos de la determinación del monto del beneficio es la del valor agregado producido en el país, es decir, no sólo en la región, con lo que se persigue la integración de la cadena de valor de todo el país, incorporando en ella a los individuos o empresas de la Región.

También pone especial énfasis en la protección del ambiente. A tal

efecto, prevé que en todos los casos los procesos de extracción,

tratamiento, procesamiento o industrialización deberán ser validados y certificados en su impacto ambiental por la jurisdicción que corresponda. Asimismo, excluye de los beneficios a todas aquellas mercaderías obtenidas mediante una actividad meramente extractiva y las exportaciones de mercaderías elaboradas por empresas que tengan garantía de estabilidad fiscal o gocen de cualquier tipo de incentivo arancelario a las exportaciones en virtud de regímenes promocionales particulares.

"Tengo el convencimiento de que el régimen de incentivos propuesto será beneficioso para la Región Patagónica, y está en línea con los objetivos fijados por la Constitución Nacional de proveer al crecimiento armónico de la Nación y promover políticas diferenciadas que tiendan a equilibrar el desigual desarrollo relativo de provincias y regiones", puntualizó Guinle.

Comentá la nota