Un proyecto para viajar a Cuba

Ley para la Libertad de Viajar a Cuba. Así se llama el proyecto que analizará el Senado norteamericano y que fue presentado ayer por el senador demócrata Byron Dorgan y su colega republicano Michael Enzi, respaldados por la Cámara de Comercio de Estados Unidos, la Federación Agrícola de ese mismo país y ONG como Human Rights Watch. El objetivo es que todos los estadounidenses, tengan o no familiares en la isla, puedan viajar libremente a Cuba, por el tiempo que quieran y las veces que quieran.
El proyecto de ley cuenta con el respaldo del senador demócrata Christopher Dodd y del senador republicano Richard Lugar. Los dos dirigentes aseguraron que el embargo unilateral de Estados Unidos fracasó en su intento de sofocar y aislar a la Revolución Cubana. Hace unas semanas, el Congreso norteamericano ya había aprobado una enmienda que flexibilizaba los viajes de los cubanos-norteamericanos a la isla y también ampliaba el monto de las remesas que podían enviar a sus familiares en el país caribeño. Según escribió Fidel Castro en uno de sus editoriales, las medidas habían sido insuficientes, ya que no cuestionaban el embargo en su conjunto.

Quizá respondiendo a sus palabras, los defensores del nuevo proyecto de ley aseguraron ayer que la liberalización total de los viajes a la isla tendería un puente entre los dos países. "Creemos que entablar una relación a través del comercio y los viajes es la mejor manera de promocionar la democracia", dijo el senador demócrata Byron Dorgan.

Según argumentaron en el texto del proyecto, ninguno de los aliados internacionales de Washington se sumó al embargo y, particularmente, a la restricción de los viajes. "Si levantamos las restricciones, ello ayudaría a crear miles de empleos e incrementaría los ingresos del sector empresarial estadounidense por miles de millones de dólares", señala el texto del proyecto de ley.

"Esta política no ha hecho nada por debilitar al régimen de Castro. Hace ya un tiempo que llegó el momento de cambiar esta política errónea", les contestó Dorgan a los republicanos anticastristas más duros, quienes lo acusaron de querer "premiar" al gobierno cubano de Raúl Castro.

Comentá la nota