Proyecto para que los santafesinos elijan un "buen morir".

Proyecto para que los santafesinos elijan un "buen morir".
La diputada Alicia Gutiérrez presentó el proyecto de ley sobre voluntades anticipadas, que plantea la posibilidad de que toda persona lúcida mentalmente y mayor de edad tenga el derecho de expresar antes de morir cómo quiere que sea su cuidado personal, el tratamiento de su salud, la administración de su patrimonio y el destino su cuerpo.
No sólo el buen vivir es lo que importa. Hay quienes se preocupan por el buen morir. Es el caso de la diputada del bloque Solidaridad e Igualdad (SI) en el Frente Progresista, Alicia Gutiérrez, que presentó el proyecto de ley sobre voluntades anticipadas, que plantea la posibilidad de que toda persona lúcida mentalmente y mayor de edad tenga el derecho de expresar anticipadamente cómo quiere que sea su cuidado personal, el tratamiento de su salud, la administración de su patrimonio y el destino de su cuerpo antes de morir.

La iniciativa no tiene que ver con la eutanasia, una acción ilegal prohibida en el país, sino que trata de evitar la prolongación de la vida a cualquier costo. "Está contra el encarnecimiento terapéutico que puede sufrir alguien que por incapacidad permanente o transitoria no logre manifestarse libremente. O sea, trata de impedir la aplicación de prácticas que no garanticen la calidad de vida, ni la dignidad humana", explicó Gutiérrez acerca de la iniciativa que se discutirá en la cámara.

La legisladora centra su idea en lo que se llama la voluntad anticipada: el alcance y forma de aplicación de los tratamientos, el rechazo de prácticas o procedimientos quirúrgicos de animación artificial, hidratación y/o alimentación desproporcionados a las perspectivas de mejoría, las instrucciones sobre el modo y administración de todo o parte del patrimonio, la designación de un representante que sirva como interlocutor del médico o la decisión del lugar de residencia.

"El derecho de voluntad anticipada se ejercería mediante un documento que entre otros aspectos debe tener redacción clara, designar un máximo de dos representantes para el cumplimiento de la voluntad expresada y eximir de responsabilidad a los médicos y sus representantes", dijo.

Este documento debería formalizarse ante escribano público, sin la necesaria presencia de testigos, o podría inscribirse ante testigos en el "Registro de voluntades anticipadas", entidad que el mismo proyecto propone crear (según consta en su artículo 16), en el ámbito del Ministerio de Salud de la provincia.

Comentá la nota