Proyecto para el saneamiento del río

Restaría la aprobación del Concejo Deliberante para que comiencen a implementarlo • En un plazo de seis meses se realizarán una serie de estudios de los cuales surgirán recomendación • El intendente le exigiría a la provincia su realización.
Tras la disposición de la justicia en la causa Spagnuolo, cuyo fallo intimó al municipio dejar de contaminar el río en un plazo de 360 días a partir de que quedó firme la sentencia (julio de este año), no se conocían acciones concretas de parte del municipio con respecto a esta cuestión.

De acuerdo a lo informado por el jefe del Departamento de Medioambiente,

Juan Carlos Suárez, se preparó un convenio que espera la aprobación del Concejo Deliberante para cesar en la contaminación del Río Luján.

“Hace un tiempo estábamos en la búsqueda de un convenio tratando de articular con la Dirección de Hidráulica. Este se materializó y fue mandado al Concejo Deliberante para su aprobación”, explicó y añadió que “la idea es un estudio y proyecto para la adecuación de los desagües del canal 16 y fijación hidráulica y ambiental de la red existente. Es un estudio que va a desembocar en un proyecto integral para el canal, que nosotros aspiramos que la provincia lo tome como propio para que se haga cargo de su implementación”.

Además, indicó que si bien se pudo haber contratado una consultora particular, “preferimos, con un poco más de trámites burocráticos, gestionarlo ante la Dirección de Saneamiento y Obras Hidráulicas de la provincia, que depende del Ministerio de Infraestructura, porque esto nos va a garantizar que, una vez que el organismo provincial dictamine las obras a realizar, sea mucho más sencillo para convocarlos a que se hagan cargo de la misma”, opinó.

Esta determinación surgió a partir de que considera que “en este caso, la provincia ha estado siempre ausente. Por lo menos - desde mi punto de vista - es la principal responsable y tiene que hacerse cargo del mismo. Por eso es que llegamos a esta modalidad con la dirección de hidráulica”

La provincia culpable

No solo se plantea que los canales fueron construidos por la provincia, sino que también tiene el poder de policía sobre los diferentes líquidos industriales. “Este un tema muy remanido y que se trató varias veces. La provincia tiene el manejo exclusivo de la ley 5.965. En el nuevo código de agua insiste en el poder de policía en forma centralizada y lo que nos queda a los municipios es un accionar bastante limitado”, expresó.

A su vez, remarcó: “Nosotros tenemos un programa de monitoreo semestral de los efluentes líquidos, ponemos en conocimiento de la autoridad del agua cada vez que hay un corrimiento con respecto a los valores de los máximos permitidos y después son ellos los que vienen a hacer los muestreos y el procedimiento administrativo. Acá estamos hablando de un tema en donde hay una causa judicial abierta, un amparo presentado por un vecino en donde se le ordena a la municipalidad solucionar el problema pero evidentemente, la misma problemática la tenemos en el Comité de Cuenca en donde todos estamos en la misma situación y estamos viendo que en la próxima reunión vamos a tener una posición muy fuerte con respecto a la autoridad del agua, porque nosotros funcionamos como un apéndice y dependemos orgánicamente de esta”.

Para Suárez, el problema es “que dependemos virtualmente porque nos delegan un montón de responsabilidades y no nos dan ni las armas ni los presupuestos para ejecutarlas. Desde el municipio es muy poco lo que podemos hacer y estamos en una pelea bastante importante, no solo en Mercedes, sino en todos los municipios de la cuenca”

En cuanto a las demoras para tratar esta cuestión, señaló: “Tuvimos alguna traba desde el punto de vista burocrático cuando nos hicieron la primer propuesta y sugerimos algunos cambios porque era bastante limitada, sin la amplitud que nosotros pretendíamos. Convinimos en lo que iba a ser mucho más amplio, que es lo que se plasmó en el proyecto del convenio. Desde hidráulica, tienen una especie de convenio tipo. Cuando se mueve algo hay que volver a pasar por los filtros burocráticos y legales de las reparticiones y esto lo ha hecho demorar un poquito”.

El estudio

Para llevar a cabo el proyecto, se está a la espera de la aprobación de parte del Concejo Deliberante. Una vez dada, se pondría en práctica inmediatamente. “La gente de la provincia está dispuesta y están todas las condiciones dadas para a la inmediatez”, afirmó.

“La previsión es seis meses, pero vamos a tener análisis parciales. Incluye una batería de análisis químicos, bacteriológicos y de metales pesados –que es nuestra mayor preocupación – y necesitamos este tiempo que ha establecido por la provincia para tener un seguro de tener un informe concreto, realista y adecuado” puntualizó el funcionario.

Del proyecto en cuestión saldrían recomendaciones. “Algunas serán obras concretas u otras alternativas inmediatas que se pueden plasmar sin necesidad de demasiado tiempo. Dependemos de tener el proyecto en mano, ir y plantear el tiempo de ejecución”, expuso y aseguró que “la ejecución de los trabajos es lo que el intendente le va a exigir a la provincia una vez que tengamos el proyecto en nuestras manos”.

Comentá la nota