Proyecto para garantizar la cuota alimentaria

La Legislatura abordará un proyecto de ley para obligar al Gobierno provincial a cancelar, dentro de los primeros cinco días hábiles de cada mes, la cuota alimentaria. La iniciativa pretende terminar con los atrasos en que ha incurrido el Ejecutivo en los últimos meses, provocando un serio perjuicio a muchas madres que dependen de ese único ingreso.
RIO GRANDE.- Mediante la sanción de una ley, se buscará que el Gobierno de la provincia no incurra más en los atrasos para el pago de las cuotas alimentarias, lo que ha provocado un serio perjuicio a muchas madres que dependen de ese único ingreso para mantener a sus hijos.

El proyecto fue presentado por Luis Velázquez, del bloque unipersonal «Militancia Obrera» y obligará al Gobierno central, a los entes descentralizados y a las municipalidades a cancelar en los primeros cinco días hábiles la cuota alimentaria que surja por orden judicial o como acuerdo de partes.

En los fundamentos del proyecto, el Legislador sostiene que quien incumple con el pago en tiempo y forma de la cuota alimentaria «violenta no sólo la ley y lo ético, si no que más grave aún violenta lo humano».

En los fundamentos del proyecto, se indica que es obligación del sector patronal, no solamente el pagar los salarios a los trabajadores en los tiempos y formas que la ley establece, «sino que también se debe cumplir con toda responsabilidad las obligaciones generadas por medio de las órdenes judiciales como son los fallos que obligan al empleado a responsabilizarse de cargas familiares y faculta a la patronal a la retención, depósitos o pagos de haberes en concepto de cuota alimentaría».

«Se debe de entender que este tipo de ordenes judiciales surgen a criterio de que los jueces interpretan por medio de las leyes correspondientes, que se debe garantizar en forma efectiva e inmediata la responsabilidad de manutención familiar primaria que el trabajador tiene hacia con sus hijos conviva o no el trabajador con los mismos», puntualiza el proyecto.

Comentá la nota