Proyecto para convocar a licitación el transporte público

Desde el Gobierno local se informó que se encuentra en curso la elaboración de un proyecto de pliego para convocar a una nueva licitación pública a fin de seleccionar una empresa a quien concederle los pisos correspondientes y así dar por finalizado el conflicto por el servicio de transporte público en Zárate y los trastornos ocasionados por la deficiente prestación.
Durante la gestión del ex intendente Omar Bernués se había iniciado un expediente que obtuvo un rechazo por parte de la Secretaría de Transporte de la provincia de Buenos Aires por una superposición de recorridos que finalmente no fue resuelta.

En la actual administración municipal, cuando el año pasado, dado el vencimiento de la concesión otorgada a la empresa prestataria del servicio de autotransporte de pasajeros de jurisdicción municipal de la línea 505, el intendente Osvaldo Cáffaro por decreto (Nº 642) otorgó una autorización precaria a la cooperativa La Unión para brindar el servicio que de hecho venía prestando, se informó que se venía trabajando en la confección de un proyecto para llamar a licitación. Sin embargo, hasta el momento no hubo avances.

No obstante, desde iniciado nuevamente el conflicto con choferes despedidos de La Unión, quienes conformaron una nueva cooperativa de transportes, el Ejecutivo aceleró la preparación para hacer la convocatoria lo antes posible.

"El transporte es un tema que nos preocupa y sabemos que se da en forma irregular en Zárate, con permisos precarios desde hace mucho tiempo", dijo el secretario de Gobierno Aldo Morino, "ante distintos problemas que han surgido en Zárate hemos evaluado distintas posibilidades y, finalmente, el equipo de Gobierno evaluó que lo más acertado es el llamado a licitación".

El funcionario coincidió que la situación de esta prestación debería estar al menos "ya enderezada" y que a eso apunta el proyecto que esta en estudio incluso a base de los errores cometidos en la anterior administración como no tener en cuenta los recorridos interjurisdiccionales y la superposición de caminos.

"Vamos trabajar en este sentido, también tendremos algún intercambio con los actuales prestadores del servicio para ver el tema de los recorridos, así como también el estudio que está realizando la Universidad Nacional de Rosario, quienes ya nos han dado una sugerencia sobre los lugares por donde tendrían que ir las líneas para no tener caos con el tránsito", informó el secretario de Gobierno.

En torno a los informes del INAES (Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social) donde se señala de la falta de seguro de algunas unidades de La Unión, Morino dijo que "no tenemos elementos para revocar los servicios que están en marcha, ambas líneas (505 y 500-503) tienen la presentación en la dirección de Tránsito municipal de los vehículos que están circulando con sus respectivos seguros, normalmente elevan las verificaciones técnicas de los vehículos, de los seguros, toda la documentación necesaria".

El funcionario insistió en que la solución al problema será hacer un llamado a licitación de acuerdo a las normas vigentes, contemplando la llegada a diferentes barrios que antes no existían y lugares que no se cubrían. "Es un trabajo que se tiene que hacer prolijamente y consensuarlo, todo con el aval de la Provincia", dijo. Trabajo que tomará entre dos y tres meses más. "Es un tiempo considerable para hacer las cosas bien y prolijas", concluyó.

Comentá la nota