Se cae el proyecto de IRSA para levantar un shopping en Caballito

Se cae el proyecto de IRSA para levantar un shopping en Caballito
El grupo IRSA, que tiene a la cabeza al empresario Eduardo Elsztain, encontró más trabas a su proyecto de construir un centro comercial en el barrio de Caballito. Hoy por hoy no tiene los 40 votos que precisa en el recinto de la Legislatura porteña

Hace una década que Elsztain (foto) pretende levantar ese centro comercial y aunque esta vez se creía que estaban dadas las condiciones para llevarlo a cabo, finalmente se frenó. Aunque ya obtuvo despacho de preferencia, mañana no llegará a recinto, tal como esperaba.

Es más, varios diputados aseguran en off que ven "difícil" que salga este año y que es un "exceso" levantar allí una construcción tantos pisos. "Ese proyecto no se lo vamos a votar", le dijo a este portal el jefe de uno de los bloques fuertes del Parlamento porteño. Ciertamente, la propuesta no consigue aval político.

El predio donde IRSA intenta construir dicho mall es de 23.700 metros cuadrados y está ubicado entre la avenida Avellaneda, la calle Olegario B. Andrade y el club Ferrocarril Oeste. En principio, pertenecía a Ferro, más adelante fue vendido al Organismo Nacional de Administración de Bienes del Estado (Onabe) y desde 1999 está en manos de Alto Palermo.

Justamente en Caballito los vecinos están en pie de guerra desde el año pasado por las múltiples construcciones de "torres", que no sólo modifican el paisaje del barrio, sino que también trajeron serias complicaciones en el suministro de servicios.

Consultado por Infobae.com, Diego Kravetz, presidente del bloque Identidad Porteña, consideró que es necesario escuchar "el fuertísimo reclamo de los vecinos". Además, recordó que él fue el autor de la ley que limita la construcción de torres en la zona y por eso reclamó ser "consecuente" con aquella medida.

Al respecto, el diputado de Autonomía con Igualdad Alejandro Rabinovich mostró reparos y dijo que es más que necesario contemplar las demandas de los vecinos del barrio, quienes luchan para que el barrio no crezca de forma desmesurada.

"El expediente así como está hay que revisarlo para que pueda contemplar alguna de las cuestiones que están planteando los vecinos", le señaló el legislador a Infobae.com.

En definitiva, el camino para que el proyecto tenga luz verde está complicado y Elsztain ve cada día más lejos el sueño de comenzar a construir el centro comercial el año próximo.

Comentá la nota