Un proyecto con idas y vueltas Zúccaro le baja el pulgar a las ONG en la elección del ombudsman

Se manifestó en contra de que las entidades postulen al defensor del Pueblo. Sostuvo que esa facultad debe seguir en manos de la oposición. El debate es parte del diálogo político impulsado por el gobierno.
Con marchas y contramarchas. Así comenzó a transitar en el Concejo Deliberante el proyecto para reformar la elección y el funcionamiento de la Defensoría del Pueblo, la primera iniciativa enmarcada en el diálogo político entre gobierno y oposición que tiene tratamiento legislativo.

El proyecto, impulsado por Coalición Cívica, tiene varios puntos que son objeto negociación, pero hay uno central que constituye el corazón de la propuesta: la intervención de las ONG para proponer a los candidatos a ombudsman entre los que luego deberá elegir el Concejo Deliberante.

Ese es, justamente, el eje de la discusión sobre la propuesta que, en las últimas horas, tuvo varios cambios rotundos que la llevaron de un casi seguro rechazo a la aprobación con cambios, alguno de los cuales desmantelarían de plano el proyecto original.

En las últimas horas, el intendente Humberto Zúccaro sumó su voz al debate. Durante un acto público al que concurrió el viernes, el jefe comunal se mostró en contra de que las ONG sean consultadas para elegir al defensor. Así, se manifestó más partidario de que la elección quede como hasta ahora, manejada por el principal partido de la oposición.

Cambios

De todos modos, para el jefe comunal este debate es una "muestra de convivencia" que deriva del diálogo político, lo que hizo que "de una postura negativa se pasara a acordar con los impulsores".

Es que el proyecto llegó al recinto de sesiones del Concejo Deliberante el último jueves. Fue en un trámite que recuperó vigencia súbitamente luego de pasar más de un año y medio esperando despacho de comisión.

En las horas previas a la sesión se esperaba que el proyecto fuera directamente rechazado. De hecho, sólo su autora, la concejal de la Coalición Cívica, Marcela Campagnoli, había apoyado el dictamen que, en minoría, llevó el tema a la sesión.

Pero sorpresivamente, a minutos del inicio del encuentro, Campagnoli recibió una llamada telefónica de un referente oficialista que torció la historia y le dio chances al proyecto de ser aprobado, aunque con algunos cambios.

En principio, lo único que se quitaría del proyecto original sería la ampliación del presupuesto y un recorte de cuatro a tres años en el mandato del ombudsman. De paso, se le agregarían dos secretarías técnicas: una destinada a atender cuestiones de salud y acción social y la otra exclusivamente para temas ambientales.

"Lo iban a cambiar en un cuarto intermedio para aprobarlo en la misma sesión. Pero me pareció desprolijo, por eso pedí que vuelva a comisión para hacer los cambios y tratarlo en la sesión del 1º de octubre", explicó ayer Campagnoli, entrevistada por el programa SOS Noticias, de FM Plaza (92.1 mhz).

Pero esa decisión podría haber significado la desestimación del proyecto tal como había sido pensado. Es que apenas un día más tarde, el bloque oficialista volvió a poner en duda el rol de las ONG.

La vocera del oficialismo para el tema es la ex defensora del Pueblo, Dora Montes, que en el 2007 saltó del pattismo al zuccarismo para ser candidata a concejal.

"Hablé con Dora y me dijo que hay un proyecto en la Legislatura bonaerense para crear el defensor del Pueblo provincial. La idea es no aprobar ahora algo que después se termine contradiciendo con lo que se vote en la Provincia", admitió Campagnoli.

En los últimos días, Montes se encargó de señalar a través de diversos medios que la intervención de las ONG en la postulación de los candidatos a la Defensoría no contaría con el apoyo de su bloque.

De ser así, el único cambio que tendría la actual ordenanza sería la creación de las nuevas secretarías técnicas también propuestas por Campagnoli.

Provincial

En el caso del ombudsman bonaerense, será designado por una comisión bicameral integrada por catorce miembros, siete diputados y otros tantos senadores.

En ese caso, no está prevista la participación de la sociedad civil. Ni siquiera que sea el defensor sea designado por la oposición. De hecho, el que más suena para el cargo, si es que se crea antes de fin de año, es el actual diputado kirchnerista Carlos Bonicatto.

Ahora, el estado que tomó el debate local excluye la polémica desatada por sectores de la oposición, abonada también por dirigentes oficialistas, que acusaban a las ONG de estar demasiado politizadas para intervenir en la elección del defensor.

"Conozco muchas ONG y no las veo cooptadas por el gobierno. Incluso hay algunas que son bastante contrarias", señaló Campagnoli, quien todavía cree que la posibilidad de involucrar a las ONG en el proyecto no está descartada.

En el Concejo

Los proyectos que dejó el diálogo

Además de la reforma a la Defensoría del Pueblo, el diálogo político entre gobierno y oposición dejó varios proyectos que llegaron o llegarán próximamente al Concejo Deliberante.

El bloque de Unión-Pro propone facilitar el traslado gratuito de los pacientes que requieran atención en horarios en los que no hay profesionales disponibles en la sala de Derqui. Lo hará a través de colectivos que realicen una suerte de "guardia" en el centro de salud.

El mismo partido propone privatizar la expedición de libretas sanitarias para cambiar los actuales certificados de papel por tarjetas magnéticas y el cobro de la tasa de publicidad.

La concejal de la Coalición Cívica, Marcela Campagnoli también trabaja en un anteproyecto de regulación de la pauta de publicidad oficial en los medios locales.

Otra iniciativa que va de la mano con la anterior es regulación del acceso a la información pública.

Comentá la nota