Proyecto "Espacios Abiertos" para la inclusión y retención educativa de niños

"Espacios abiertos" es un proyecto que se pondrá en marcha en la escuela Nº 405 del barrio Argentino los días sábados y al que asistirán aproximadamente 400 chicos con el apoyo de los ministerios de Educación, Justicia y Derechos Humanos. Se busca la inclusión educativa de los jóvenes que no han ingresado al sistema o que están en riesgo de abandonar.
El lanzamiento del proyecto está previsto para el 29 de este mes, a las 11, en el salón de la escuela del barrio Argentino con la presencia de autoridades provinciales. El coordinador y autor del proyecto es el profesor José Luis Paredes.

"Espacios Abiertos" busca generar la inclusión y retención educativa con aprendizajes a través de propuestas de recreación, culturales, artísticas y deportivas que se desarrollarán en los establecimientos educativos durante los fines de semana. Los destinatarios serán todos los niños y jóvenes de 5 a 16 años escolarizados o no.

LOS OBJETIVOS

De acuerdo con lo explicado a EL INDEPENDIENTE por el profesor Paredes, el objetivo de la nueva iniciativa es "favorecer la inclusión de los jóvenes que no han ingresado al sistema educativo formal o que, por algún motivo lo han abandonado". Asimismo, fomentar "la contención de aquellos que aún perteneciendo al sistema escolar se encuentran en contextos de riesgo social".

A través de este proyecto se apoyará "las iniciativas de los chicos y jóvenes generando las ofertas que la escuela ofrece a sus estudiantes, posibilitando la existencia de más y mejores espacios, de oportunidades formativas y recreativas tanto para el desarrollo personal como para el colectivo. De esta forma se intensificará el proceso de democratización del espacio escolar, mejorando vínculos y fortaleciendo la construcción de ciudadanía mediante el enriquecimiento del capital social representado por los jóvenes".

POLO CULTURAL

Es así que a partir de este proyecto se creará "un polo cultural" para chicos de 5 a 16 años, cuyo eje estará puesto en el desarrollo del juego libre y creativo. Será "un verdadero club de arte para chicos y jóvenes, en su doble sentido: como espacio de aprendizaje a través de las artes, la cultura, el deporte y el juego, y como lugar de encuentro, donde se puedan compartir y gestar proyectos con otros", precisó el profesor Paredes.

Y añadió que lo que subyace y sostiene a este proyecto artístico y lúdico "es el deseo de generar nuevos espacios de contención y orientación para niños y jóvenes, proporcionando un lugar de referencia accesible, como es la escuela a todos los chicos de la comunidad, un espacio de confianza, donde los chicos se sientan acompañados, donde puedan ser escuchados en sus preocupaciones y deseos particulares".

Al mismo tiempo, "nuestra intención es promover la conformación de una red con las escuelas y jardines de infantes de la ciudad, los centros de salud de los barrios, las organizaciones vecinales, y todas aquellas instituciones que estén en contacto con niños y jóvenes, con el fin de optimizar nuestros recursos y encontrar soluciones a los problemas que presenta la infancia y la juventud en nuestra comunidad hoy".

La iniciativa de desarrollar esta propuesta desde el barrio Argentino, surgió desde hace dos años, que es el tiempo que se viene trabajando con la comunidad para poner en marcha el proyecto, explicó el profesor Paredes.

SITUACIóN BARRIAL

De acuerdo con lo graficado por el docente, los barrios aledaños al Argentino dependen casi exclusivamente de planes sociales, otros de las producciones de las fábricas "cuyos bienes y servicios están dirigidos a las actividades textil y la mayoría de las familias trabaja para la temporada de la cosecha de aceitunas. Su población cuenta con aproximadamente 10.000 habitantes quienes en su mayoría están absorbidos por los planes del Gobierno, convirtiéndose en la fuente de ingresos más importantes. De este modo los habitantes son generalmente obreros que, por tanto, poseen un nivel socioeconómico bajo".

Agregó que durante los años de crisis, "fue uno de los sectores más golpeados de la Provincia. El fenómeno repentino y novedoso de la marginalidad en nuestra comunidad produjo la necesidad de implementar proyectos para enfrentar los nuevos problemas y la población infantil en general y sobre todo los jóvenes de nuestra ciudad sufrieron y sufren hoy las consecuencias de los años de crisis. Y no sólo en lo que respecta a sus necesidades básicas sino en lo que atañe a su vínculo con pares, su interés por las actividades educativas en general, sus elecciones con vistas al futuro".

ESPACIO DE CONTENCIóN

Por ello, resaltó que en este marco se desarrolla el proyecto con la intención de ofrecer un espacio "de contención que trabaje sobre los daños que aún hoy golpean a la población infantil y juvenil de nuestra comunidad".

"En los últimos años hemos asistido al progresivo debilitamiento institucional de la escuela y la familia. Los chicos son los principales afectados de este desfondamiento. En la familia, cada vez se dispone de menos tiempo para compartir espacios de juego con los chicos, debido, entre otras causas, a que sus integrantes deben cumplir con jornadas más largas de trabajo. En la escuela, bajo la presión de tener que cumplir con los objetivos académicos, muchas veces se desconocen las inquietudes, deseos y necesidades propias de los chicos en la actualidad".

MUNDO INFANTIL

El profesor Paredes añadió que ante este panorama se hace necesario crear nuevos espacios de referencia y pertenencia para los más chicos, donde puedan ser protagonistas y actores de sus propias aspiraciones, donde puedan ser percibidos e interpelados en su singularidad.

Con el fin de trabajar en pos del desarrollo de ese mundo infantil y juvenil, "intentaremos construir un espacio alternativo y al mismo tiempo complementario al espacio pautado en la escuela, y por otro, que funcione como apoyo del agobiado y, muchas veces, empobrecido espacio familiar".

Por eso "queremos ofrecerles a los niños la posibilidad de desplegar su creatividad mediante el juego libre, en que las normas, los derechos y los deberes estén verdaderamente a la altura de sus necesidades".

"El contacto con niños rápidamente pone en evidencia su enorme capacidad creativa, su facilidad para el uso de la imaginación, su versatilidad para incorporar y desarrollar los estímulos del mundo externo e interno. Si uno observa a un niño tan sólo unos minutos, nota que el juego es su mundo, y que para él el juego es algo serio.

Los niños se desarrollan y crecen a través del juego", concluyó José Luis Paredes.

Comentá la nota