Proyecto Sur cuestiona que haya aumento para funcionarios, intendente y concejales.

Rechazan “la intención de aumentar los salarios, dejando de lado las necesidades de los trabajadores municipales”. “Olvidan las demandas de quienes mes a mes sobreviven con chirolas”, apuntan.
Mediante un documento denominado “Vocación política o beneficio personal”, José Luis Pisano, secretario general del Partido Socialista, integrante del Movimiento Proyecto Sur en Mercedes, cuestionó duramente el aumento a funcionarios, intendente y concejales, implícito en el presupuesto 2009, que se discute por estos días.

“En la vida política de un país o una ciudad hay muchas clases de dirigentes políticos, pero podemos clasificarlos en dos grandes grupos: aquellos que militan por vocación transformadora de una sociedad injusta, desigual y con exclusión o aquellos que ven el los cargos públicos la posibilidad de crecimiento económico individual”, marcó Pisano y aclaró que al hablar de los primeros, se refiere a todos aquellos que el único interés que tienen es transformar la sociedad para vivir todos cada día mejor, “con inclusión y justicia social, con acceso a educación, salud, trabajo y vivienda digna”, por una justa distribución de la riqueza, y con un Presupuesto Participativo, donde toda la sociedad decida donde se deben invertir los fondos del municipio.

“Planteamos esto porque no tenemos que ocultar nada, porque la representación que se asume debe responder a los intereses de las mayorías que los eligieron. Para nosotros la actividad política no es más que la lucha por los intereses de las mayorías, de los trabajadores, los desocupados, los excluidos y oprimidos por una sociedad injusta como la nuestra. Esa lucha es el motor de nuestra vocación, y esa vocación nace del corazón, de los sentimientos e ideas, no de intereses económicos particulares”, dice Pisano y cuestiona a “todos aquellos que, a través de la política, buscan engrosar sus billeteras”: “Con la excusa de que sus responsabilidades son demasiadas, olvidan que dichas responsabilidades fueron asumidas por ellos mismos al momento de decidir su ingreso a la política, y es ahí donde cuando vemos los reales intereses por los que se inclinan hacia la militancia. Olvidan su origen y pertenencia a clase trabajadora. Olvidan las demandas de quienes mes a mes sobreviven con chirolas, de los millones que pasan hambre y frío, de quienes no llegan a cobrar un ingreso cercano a la canasta básica y trabajan pasillo de por medio. Es sorprendente, increíble y ridículo, cuando se refieren a que cobran menos de lo que deberían, quieran justificar tal injusticia. Cobrar catorce veces más no tiene absolutamente ninguna relación con su discurso acerca de la distribución de la riqueza, si no todo lo contrario: continúan el camino iniciado por la dictadura de los 70, endurecido durante los 90 y continuado por la era K de estirar la brecha entre los que mas tienen y los que menos tienen, produciendo cada vez mayor desigualdad”.

Por todo lo mencionado José Luis Pisano particularmente rechaza y aborrece de parte de Proyecto Sur “la intención de aumentar los salarios, tanto del Poder Ejecutivo como del Poder Legislativo de la ciudad, dejando de lado las necesidades de los trabajadores municipales, verdaderos actores de las responsabilidades del municipio”.

Comentá la nota