Proyecto Centenario: Polémica en la Escuela Nacional

Las obras proyectadas por Educación para refaccionar la Escuela Normal generaron polémica en la comunidad educativa del establecimiento ubicado frente a la plaza 9 de Julio.
Mientras el gobierno, a través de la Subsecretaría de Infraestructura Escolar presentó esta semana el anteproyecto de las obras de refacción integral del edificio escolar, el personal de la escuela dio a conocer una nota en la que plantea sus objeciones.

Anteproyecto

El gobierno informó que a partir de una carta de petición realizada por la Comisión de ex Alumnos de la Escuela Normal en la que exponía una serie de necesidades en relación al estado y uso del edificio escolar en el que conviven cotidianamente seis instituciones, se reunieron el lunes técnicos de infraestructura escolar con los directivos para conocer el anteproyecto de mejoras edilicias denominadas Proyecto Centenario.

La información oficial señala que este requerimiento, que fue atendido por el propio gobernador Capitanich, fue derivado a la Subsecretaría de Infraestructura Escolar, que a través de sus técnicos viene realizando una serie de relevamientos a los efectos de refuncionalizar las instalaciones.

La presentación se realizó en el Salón de Usos Múltiples del establecimiento escolar ubicado en la calle Dónovan 425 y participaron en representación de Ejecutivo, el coordinador de Infraestructura Escolar, Cesar Gabriel Lemos, el arquitecto Héctor Borda y el Técnico Alejandro Benítez, junto a la directora de la EEGB 1027, Lilian Benítez; la directora de la ENS 87, Isabel Barros de Dellamea junto a la vicedirectora, Isabel Sanchuk y a la Jefa del Departamento de Educación Física, Adela Romero; el rector del Instituto de Nivel Terciario "Domingo Faustino Sarmiento", Jorge Castillo; la directora de la Biblioteca Nicolás Avellaneda, Alicia Obregón y la representante del Museo Histórico Regional Ichoalay, Delia Teresita Tomassone y la representante de la Comisión de ex alumnos, Mary Rocha.

El equipo técnico coordinado por Gabriel Lemos visitó el edificio escolar a los efectos de poner en una mesa de trabajo y debate el anteproyecto realizado por ese organismo del que participaron representantes de estos establecimientos educativos con el fin de que puedan exponer sus opiniones, necesidades y propuestas, tendientes a lograr una idea superadora.

"Por su parte, los técnicos de infraestructura escolar que son quienes vienen trabajando en el Proyecto Centenario, manifestaron que a partir del encuentro se dejó a las instituciones lugar para trabajen sobre el anteproyecto y realicen a partir de un archivo con la impresión que se les acercará, la propuesta consensuada", señala la información oficial.

Incertidumbre

Por su parte, miembros del personal de la escuela dieron a conocer una nota en la que expresan sus preocupaciones. "Fuimos informados por las autoridades de la ENS 87, que se estarían por realizar una serie de trabajos de modificación de infraestructura edilicia que afectarían directamente un sector de la institución, con el objetivo de ampliar espacios de la Biblioteca Nicolás Avellaneda y el Museo Ichoalay, que dichas propuestas contarían con el apoyo de la Asociación de Ex Alumnos y la anuencia de los responsables de área pertinente de Infraestructura Escolar. Nuestra sorpresa e inquietud se consolidaron al enterarnos de en que estas reformas no habían sido analizadas ni consensuadas de manera formal por los integrantes de la Escuela Normal", señala el escrito.

La nota, que lleva las firmas de Patricia Pujalte Ibarra, Adriana Zurlo, Lisa Lartiga, Esther Quenardelle, Miryan Alexandroff; Dora Flaschka y Cristina Acevedo, junto a otras 82 firmas más, señal que "ante las preguntas de cuáles serían esas modificaciones, se nos respondió que el Laboratorio de la escuela sería trasladado, sin saber decirnos en dónde se lo ubicaría. Que la sala de idiomas también se vería afectada, tanto como el Departamento de Educación Física. Que se había enunciado la posibilidad de que se cambiara el mástil de lugar, que se eliminarían los pinos, que el patio sea dividido. En fin, varias construcciones y destrucciones en simultáneo en nuestro espacio de trabajo cuya operatividad, funcionalidad y eficacia no han sido, a nuestro parecer, evaluadas convenientemente, ni con las personas que utilizan cotidianamente esos espacios para realizar su trabajo, ni con las autoridades correspondientes de las Instituciones".

"Los miembros de la comunidad educativa nos vemos afectados de forma directa y, otra vez, sentimos que somos invisibles y prescindibles, ya que en ningún momento fuimos consultados de manera formal", agregan.

"Siempre la Escuela Normal ha propiciado y acompañado el desarrollo de la Biblioteca Nicolás Avellaneda. Consideramos un triunfo compartido haber logrado, por medio de la insistencia de la ENS. 87, del Instituto Superior Domingo Faustino Sarmiento, de la Comisión de Ex alumnos, de la EGB 1007, de los responsables del Museo Ichoalay y de la misma Dirección de la Biblioteca, el espacio de trabajo adecuado a las necesidades de un número elevado de lectores", añade la nota.

Recordaron, además, que con ese objetivo "se cedió la vivienda destinada al portero y la Sala de Proyecciones, para que se concretara la Biblioteca con acceso independiente.

"El museo Ichoalay ha sido y es un orgullo para nuestra Institución. El rescate de su patrimonio fue propiciado desde esta Escuela Normal y del Instituto Superior Sarmiento, con la afectación de profesionales altamente formados para cumplir esa tarea y con el apoyo de la Subsecretaría de Cultura. Los responsables del museo, personal de nuestra escuela, lo han recuperado, modernizado, mejorado y defendido cuando había sido víctima de un gran abandono. De ninguna manera tenemos intenciones de obstruir su consolidación como un centro de información, documentación y preservación de la memoria constitutiva de la comunidad chaqueña, al contrario, deseamos que se posicione como un polo de conocimiento histórico valioso y necesario, que ya ha demostrado en hechos concretos su solidez académica y el compromiso que ello implica", continúa la nota.

"La Escuela Normal ha contado permanentemente con el trabajo generoso de la Asociación de Ex alumnos, que de forma silenciosa, ha permitido numerosas mejoras en cuanto a infraestructura, mobiliario, material didáctico y tecnológico, para nombrar solamente algunas de las tantas colaboraciones.

"Desde hace unos años se han venido concretando reformas edilicias que afectan espacios físicos de nuestra institución, que son lugares compartidos y por decisiones unilaterales son modificados , eliminados o reemplazados sin considerar jamás que el edificio es nuestro, en un plural inclusivo", añade la nota.

El personal recordó también que "se realizaron construcciones que impiden el ingreso de un camión de bomberos en caso de presentarse un incendio, ya que el portón de acceso sobre avenida Moreno fue reducido a la mitad; que además bloquean el escurrimiento del agua acumulada en el patio durante las lluvias y que, aunque ocupan el terreno de la Escuela Normal, tienen exclusividad de uso los miembros de una sola institución."

"En la Escuela Normal, ya no hay sala de Música, es suficiente preguntar a los alumnos dónde se ubican para practicar. Nunca se pensó en esa área cuando decidieron ocupar espacios sin consultar. Un avasallamiento más, que se ha mantenido en silencio. Nos resistimos a continuar con esa metodología".

"El Laboratorio de la Escuela Normal, llamado "Lucía Ibarra de Pujalte", en memoria de la docente fallecida en 1974, mientras ejercía el cargo de vice-directora del Nivel Terciario, quien fundara en 1967con un grupo de alumnos el Club de Ciencias "Nicolás Rojas Acosta"; sería trasladado, no sabemos hacia qué espacio, no tenemos idea de cuáles serían sus dimensiones, ni prestaciones, no se nos informó formalmente del cambio".

"Se ha ignorado que desde agosto de 1999 existe y está en vigencia una Acta de Compromiso de uso del material del Laboratorio y de su espacio, por parte de las instituciones que comparen el edificio. Si esto incluye a los tres niveles. ¿Por qué no se nos informó de los cambios propuestos en tiempo y forma? No debe olvidarse que el Nivel Terciario Sarmiento tiene una oferta educativa que incluye la formación de profesores en Química y Biología. ¿Cómo es posible desarrollar las actividades de ambas disciplinas sin un Laboratorio que permita la realización de las prácticas específicas de esas áreas? ¿Se consultó a los docentes que utilizan ese espacio para desarrollar sus clases? ¿Se presentó alguna propuesta para ver la optimización de un espacio que por sus tareas específicas, con manejo de sustancias químicas, algunas corrosivas o inflamables requieren determinados criterios de preservación y precaución de uso? No lo sabemos".

"¿Qué va a pasar con las aulas destinadas a la enseñanza de idiomas? Nos enorgullece manifestar que en nuestra escuela se ofrecen cuatro idiomas. A saber: inglés, francés, italiano y portugués. Es posible que aquellos que han tomado decisiones respecto del uso de nuestras instalaciones, ignoren esta característica. Pero todos hablamos castellano, por lo tanto es posible comunicarnos tanto en forma oral, como escrita en esta lengua, y solamente se necesita un interlocutor a quien le interese escuchar nuestras opiniones y elaborar algún tipo de respuestas y acuerdos que beneficien a todos."

"Tampoco disponemos de información fidedigna respecto de las propuestas que incluyen el patio donde se desarrollan las clases de gimnasia, solamente el enunciado de la intención de que se utilice el espacio verde sobre la calle Santiago del Estero para llevar a cabo las clases. Y entonces nos preguntamos. ¿Y la arboleda centenaria que se encuentra allí?¿Cómo se hace para evitar que las pelotas de los diversos deportes impacten en las ventanas o que salgan a la calle? ¿Cómo se darán las clases en las aulas cuyas ventanas dan hacia ese jardín, mientras se disputan partidos de vóley con el ruido lógico que genera cualquier actividad deportiva de equipo (gritos, pitazos, indicaciones, etc.)? Tampoco disponemos de las respuestas."

"Resulta necesario recordar que nuestra escuela ha sido declarada patrimonio cultural de la provincia del Chaco. Quizás algunos han olvidado o quizás ignoran, que esto significa que tenemos una trayectoria en común que nos hace una de las instituciones más respetadas y valoradas en el medio. No tenemos intención de propiciar que intereses mezquinos, circunstanciales y de bajo vuelo entorpezcan el desarrollo de nuestra Escuela. Creemos y confiamos en que el problema fundamental radica en la falta de comunicación en tiempo y forma, o en la percepción distorsionada de algunos enunciados y ambas situaciones son solucionables."

"Estos reclamos han sido cursados por las vías correspondientes en los momentos precisos y que no hemos obtenido respuestas formales a los mismos. Vamos a preservar el derecho a ser escuchados que nos asiste como miembros de esta comunidad, que a lo largo de casi un siglo ha enriquecido el patrimonio cultural, académico y espiritual de nuestra región y que por sobre todas las cosas anhela para su presente y su futuro ofrecer una enseñanza de calidad y al mismo tiempo con calidez."

"Tenemos la profunda convicción de que los problemas se resuelven enfrentándolos, haciéndolos visibles y con estrategias propias de una comunidad académica comprometida con un proyecto de mejora constante. Esperamos que alguien se tome el trabajo de prestar cuidado a un llamado de atención legítimo que se ha iniciado hace casi nueve años y que aún no ha sido escuchado", concluye la nota.

Comentá la nota