Proyectan sentencias rápidas para ciertos delitos

Una iniciativa legislativa impulsa la incorporación del procedimiento de la flagrancia en Tucumán.
La Comisión de Seguridad y Justicia de la Legislatura de la provincia emitió ayer dictamen de un proyecto que ingresa el legislador Daniel Heredia, por medio del cual se impulsa insertar en el Código Procesal Penal el procedimiento para el caso de Flagrancia. "Lo que buscamos con esta iniciativa es acortar los tiempos en el tratamiento y definición de algunos delitos, asegurar sentencias a corto plazo, siempre respetando las garantías del imputado", admitió el autor del proyecto al requerimiento periodístico.

Admitió que procedimiento de Flagrancia tiene antecedentes efectivos en las provincias de Buenos Aires y Mendoza, donde se aplica desde este año.

El proyecto, de acuerdo a como está redactado, prevé su aplicación en caso de delitos dolosos cuya pena máxima no exceda de quince años de prisión o reclusión; o tratándose de un concurso de delitos, que ninguno de ellos supere dicha pena; o delitos dolosos de acción pública sancionados con pena no privativa de la libertad.

Explicó el parlamentario que cuando una persona sea aprehendida infraganti, el autor del delitos, entre los precedentemente citados, y dentro de las 48 horas de tomar conocimiento de la detención, el fiscal de Instrucción deberá solicitar al juez de Intrucción que declare el caso como flagrancia. La decisión del magistrado al respecto es irrecurrible. También aclaró que en el marco de la norma, el fiscal de Instrucción deberá cumplir con las pericias que resulten necesarias para completar la investigación en un término no mayor de 20 días, desde la aprehensión, prorrogables por única vez mediante resolución fundada del juez de Instrucción. En el mismo término, el Fiscal de Instrucción, el imputado y su defensor podrán solicitar al Juez de Instrucción, según correspondiere, la suspensión del juicio a prueba o el sometimiento a juicio abreviado (es decir con prescindencia del debate oral).

Vencido este plazo sin que las partes formulen petición alguna sobre los mismos, el Fiscal de Instrucción procederá en el término de cinco (5) días hábiles bajo sanción de nulidad, a formular por escrito la requisitoria de elevación a juicio y, al mismo tiempo, si el imputado se encontrare detenido, solicitar la prisión preventiva si fuere procedente.

"Podemos así arribar a la conclusión que muchos delitos (robos, hurtos, robos con armas de fuego, y otros) que en la actualidad, y debido a la gran cantidad de causas existentes quedan sin resolución, llegarán por este procedimiento a tener sentencia en forma rápida, sirviendo las condenas a efectos de la reincidencia y en definitiva colaborando mejorar las actuales condiciones de seguridad" conluyó Heredia.

Comentá la nota