Proyectan el funcionamiento de un tren urbano para Mar del Plata

Circularía entre Luro y Juan B. Justo por las vías que ya están tendidas. Pero el recorrido podría extenderse luego a Camet y Batán. Lo propuso un bloque de concejales en una reunión con los coordinadores del Plan Estratégico.-

No es el subterráneo que ideó alguna vez un concejal soñador. El proyecto que el miércoles fue presentado ante los coordinadores del Plan Estratégico busca la creación de un tren urbano que circule, en principio, entre las avenidas Luro y Juan B. Justo. Y que a medida que se desarrolle pueda llegar a Batán.

La iniciativa, que toma como precedentes los trenes urbanos que funcionan en Salta y Córdoba, es del bloque del Frente Nacional y Popular Marplatense. "La idea es que circule por el actual tendido ferroviario, y que se ponga en valor el tendido vial de la ciudad de Mar del Plata y de Batán", explicó ayer a El Atlántico la concejal Viviana Roca, redactora del proyecto.

Según cree, de esta manera miles de habitantes de la ciudad se verán beneficiados porque el tramo Luro – Juan B. Justo conectaría a diferentes barrios periféricos con importantes centros de estudios y deportes. Sin ir más lejos, entre la estación de ferrocarril y la de cargas están el complejo universitario, el Colegio Nacional Arturo Illia, la Escuela de Educación Técnica Nº 3, la Nacional Nº 2, la Escuela de Arte Martín Malharro, la Escuela Superior de Cerámica, los colegios Don Bosco, Pablo Tavelli y Don Orione, la emblemática Casa del Puente, el estadio José María Minella y el Club Quilmes.

"El desarrollo de un sistema público de transporte debe ser valuado por su impacto social más que por la rentabilidad económica. El tramo central atravesaría de forma transversal zonas y barrios históricos e íconos culturales", explica Esteban de la Mata, colaborador de Roca e ideólogo de la propuesta.

"En su desarrollo total, el tramo conectaría los barrios de la zona industrial del Puerto con el cordón frutihortícola de la ciudad", agrega, entusiasmado. Ese recorrido "total" abarcaría desde Estación Camet Norte hasta Estación Chapadmalal.

A su entender, el nuevo transporte ferroviario para la ciudad debería ser silencioso, confortable y fiable. "La propuesta es reutilizar este viejo tramo de vías, ponerlas en funcionamiento, repensarlas, ver cuáles son sus potencialidades, sus puntos en contra, su transformación, su impacto y su puesta en valor como bien comunicacional", apunta Roca.

La concejal asegura que el tren no sólo cumpliría un rol social: también se convertiría en una opción turística. Existen trenes eléctricos muy silenciosos y de escasa vibración que, a su juicio, pueden circular por este tipo de trazados ferroviarios que atraviesan zonas urbanas.

"Es también la oportunidad para que empresas nacionales y diseñadores piensen cuál es la mejor solución para brindar un servicio con el mayor aprovechamiento de los recursos, adaptando con creatividad las tecnologías", señala.

Roca se encarga de remarcar que el tren no implicaría una competencia con los colectivos de línea, sino que actuaría como complemento. "Los elementos que conforman una ciudad no son entes aislados. Conforman un sistema complejo que comprende desde el trazado de las calles hasta las imaginaciones sociales del espacio", dice.

Los autores de la iniciativa afirman que las posibilidades de concretarla se potenciarán cuando empiece a funcionar la estación ferroautomotora en Luro e Italia, y con la creación de la "Ciudad Judicial" en Juan B. Justo y San Juan.

"Cuando se habla de pensar una ciudad, se debe pensar en ciudades intercomunicadas, donde los puntos de confluencia estén enlazados para que se tiendan lazos de sociabilización que permitan vincular a quienes circulan por los espacios de su cultura y su identidad.

Estos aspectos se fortalecen y se enriquecen ante la posibilidad del intercambio", afirman.La intención es que en el tramo que va desde Luro hasta Juan B. Justo haya otras estaciones intermedias:

• Estación San Martín, en la calle Funes entre San Martín y Luro.

• Estación Gascón, en Funes entre Gascón y Alberti.

• Estación Universidad, en Guido entre Roca y San Lorenzo.

Según el boceto que les entregó el bloque del Frente Nacional y Popular a los encargados del Plan Estratégico, el tren no circularía a alta velocidad. El valor del transporte residiría, en cambio, en el cumplimiento de los horarios, la comodidad para los usuarios, el bajo costo e, incluso, la posibilidad de cargar bicicletas en los vagones.

Para que el proyecto cobre vida se deberían adaptar vagones y locomotoras, mejorar los pasos a nivel, adaptar las cabeceras y establecer horarios y frecuencias. "Pero hay que tener en cuenta que lo más difícil de este proyecto, que es el tendido de rieles, ya está realizado y sólo hay que ponerlo operativo", destacan sus impulsores.

"Los trenes urbanos en distintas ciudades del país implican, por un lado, dotar a esas ciudades de un nuevo sistema de transporte. En este caso, está en línea con lo que pasa en el mundo: tanto trenes urbanos como tranvías urbanos se incorporan al desarrollo del transporte como una modalidad nueva, una modalidad menos contaminante, más fácil de controlar en muchos sentidos. Y una alternativa nueva en ciudades que tienen desarrollo no sólo en su centro, sino también en su periferia".

(Las declaraciones son de Juan Pablo Schiavi, el secretario de Transporte de la Nación, y fueron tomadas en cuenta a la hora de preparar el proyecto de tren urbano para Mar del Plata).

Comentá la nota