Se proyecta un nuevo espacio público, en Ezeiza y Gaucho Rivero y Necochea.

El Municipio de Tandil lleva adelante las obras de intervención sobre esa calle, en una franja lateral a las antiguas vías del ferrocarril que conducían a la cantera Los Nogales.
Allí se conformará un nuevo circuito peatonal con forestación y que dispondrá de espacios con juegos infantiles y para el descanso, iluminación y donde se ubicará la primera Plaza de Arqueología Industrial Minera de la Provincia de Buenos Aires.

El proyecto denominado Parque lineal Ramal Los Nogales es desarrollado por la Dirección de Parques y Paseos de la comuna, junto a otras áreas de la Secretaría de Planeamiento y Obras Públicas, y abarca una franja lineal de 20 metros de ancho y 4 cuadras de extensión.

"La primera etapa de los trabajos empezó con la nivelación y limpieza de terrenos, algo que ya terminó en las dos primeras cuadras sobre Ezeiza y ahora se está avanzando en las dos restantes", explicó Alejandro Bonadeo, el titular de esa área del Municipio.

"La intervención se realiza en un sector de la ciudad con permanentes reclamos por parte de los vecinos en relación al estacionamiento de los vehículos sobre el espacio verde, la velocidad de la circulación vehicular, los temas de seguridad, la falta de demarcación de veredas y de cordón cuneta en la calle de tierra ubicada en Ezeiza entre Antonena y Necochea, la acumulación de residuos y los pastizales", expresó el director.

Bonadeo detalló que la iniciativa "tuvo su puntapié inicial el pasado año, con la limpieza de muchos de los terrenos que realizó el Municipio. Este proyecto estaba previsto y había sido delineado por la anterior directora del área, Mabel Cocina".

El nuevo circuito estará "destinado a los vecinos y niños que habitan el lugar, así como visitantes, fomentando la apropiación y el uso del espacio por parte de la comunidad, la valorización de la estructura física e histórica del territorio, generando una trama que valorice la memoria, el uso y la interpretación".

La intervención y la forestación a realizarse posibilitará también, según Bonadeo, "beneficios ambientales importantes como una faja de amortiguación acústica y de vientos, brindará sombra, regulación de temperaturas extremas, captación de partículas, control de erosión y valor estético".

"Las obras se van haciendo gradualmente y por etapas. La idea es que a fin de año podamos completar todo el circuito, con la senda, la forestación, la instalación de mobiliario urbano y juegos, y lo que será la creación de la plaza de Arqueología Industrial minera, rescatando la historia del lugar, algo en lo que estamos trabajando junto a la responsable de Patrimonio del Municipio, Magdalena Conti", enfatizó.

Los detalles del proyecto

El Parque lineal Los Nogales comprende una franja lineal de 20 metros de ancho y 4 cuadras de extensión ubicada lateralmente al Ramal de las vías del ferrocarril que conducía a la Cantera Los Nogales.

Fuera del límite del área mencionada, entre calles Antonena y Necochea, se encuentran edificaciones abandonadas, una trituradora de piedras pertenecientes a la cantera, así como formaciones de piedra y un aguaribay añoso El espacio se caracteriza por una intensa urbanización, con barrios consolidados y otros en construcción.

El circuito a desarrollar estará estructurado por la integración en todo su recorrido de las diferentes zonas de uso, a través de una forestación que realza la linealidad del espacio en las cuatro cuadras, conduciendo en su recorrido hacia la plaza arqueológica industrial minera con un tratamiento particularizado, lugar ocupado con los restos de la cantera y sus edificaciones.

En el trayecto se diferenciarán zonas de reunión, paseo con recorridos, contemplación escénica, juegos infantiles, descanso, lúdicas para adultos mayores y de interpretación patrimonial.

Las tareas de limpieza, nivelación y relleno de sectores puntuales, especialmente entre calles Necochea y Artigas, requieren realizar movimientos de suelo con pala y motoniveladora, ejecutando taludes de pendiente suave.

En éste sector se ubicará la plaza arqueológica industrial minera, próxima a las edificaciones de cantera.

Los accesos son francos en los tramos nivelados y en forma semicircular en los sectores con diferencia de nivel.

En el recorrido se ubicarán plataformas de 12 metros de diámetro, con círculos arenados con polvo de piedra y un círculo externo de hormigón alisado colorado, identificando los lugares de juegos infantiles y de las esculturas.

El espacio comprendido entre calles Gaucho Rivero y Arenales, se limitará con pilotes de hormigón distanciados a 1,70 metros uno de otro, con el fin de impedir el acceso vehicular y asegurar el juego de los niños y permanencia de personas.

La circulación de toda la trama está integrada al medio, con el fin de facilitar el mantenimiento y de respetar los recorridos que libremente realicen los usuarios.

Los juegos infantiles se repartirán en dos módulos básicos de hamacas, sube y baja y tobogán. En las áreas de descanso se distribuirán 10 bancos y 8 cestos de residuos.

La zona lúdica de adultos mayores se compondrá de mesa ajedrez con asientos y un pergolado. Dentro de las especies arbóreas que se incorporará al paisaje se destaca Juglans regia (nogal), la cual es una de la especie utilizada y referente de la zona. Otras especies elegidas que conforman alineaciones son, Fraxinnus americana (fresno americano) y Acer buergerianum, y agrupaciones de Quercus palustris (roble de los pantanos) de los pantanos para dar notas de color en otoño.

Las especies seleccionadas contemplan un uso social, que comprende desde la sombra hasta, en cierta especie la recolección de los frutos de los nogales, haciendo participes a todo el vecindario para el cuidado que comienza en la plantación de los árboles y continua a lo largo del tiempo.

Comentá la nota