En los próximos días llegaría el postergado aumento de la luz.

Si bien por ahora sólo hay versiones, Jaque se comprometió a decretarlo luego de las elecciones. Algunas versiones periodísticas reflotaron el controvertido asunto de la suba tarifaria para los servicios eléctricos, que llegaría en breve a los hogares mendocinos.
Se trata de un incremento que provocó no pocas discusiones en toda la sociedad, pero que para las empresas distribuidoras de electricidad es "necesario" para cumplir con "un servicio de calidad".

Y los debates, que incluyeron la realización de una audiencia pública en el mes de febrero, hicieron que el gobernador Celso Jaque postergara la decisión "hasta después de las elecciones" legislativas del 28 de junio.

Pues bien, ese tiempo ya pasó y ahora se espera que, de un momento a otro, el primer mandatario provincial firme el decreto que otorgaría a la tarifa eléctrica un incremento del 24%, el cual sería "retroactivo" a febrero y, en este punto, se recurriría al pago de "cuotas" hasta alcanzar los valores acordados.

Pero en la Casa de Gobierno el hermetismo es total y nadie da una respuesta certera de cuándo Jaque concretará la firma del decreto de marras.

"Sólo el Gobernador lo sabe" respondieron desde su oficina de prensa ante la consulta de Ciudadano, mientras que en el Ministerio de Infraestructura explicaron que es el mandatario quien tiene esa potestad.

Por su lado, las empresas de electricidad tampoco tienen información fidedigna. "Nosotros nos enteraremos cuando se firme el decreto", indicó Julio Gallego, gerente técnico de la Cooperativa Eléctrica de Godoy Cruz.

En Edemsa coincidieron con esto y agregaron que ellos ya mostraron su posición "en la audiencia pública".

Precisamente, los empresarios, junto a otros actores sociales, hicieron sus planteos en esa reunión, que dejó como conclusión la conformación de una comisión integrada por el Ente Regulador (Epre) y los ministerios involucrados (Infraestructura, Hacienda, etc.), para estudiar los distintos aspectos del aumento tarifario, pero también de la forma de implementarlo.

El informe de la comisión fue presentado a principios de este mes y de alguna manera, corroboraría los dichos de Jaque del 24% de incremento.

Gallego indicó que se trata un porcentaje "razonable", porque no se aleja de lo planteado en un principio por la cooperativa de luz godoicruceña.

Se trata además de un incremento que ellos esperan "desde principios de año", porque lo necesitan para entregar un "adecuado servicio de calidad".

Aquí surge otra controversia, que es la de la retroactividad. "El aumento debió hacerse en aquel tiempo" señaló el técnico, dando a entender lo perjudicial que resulta para la población "tener que pagar algo atrasado".

En lo referido a la política social encarada por el Gobierno frente a las tarifas, es decir los subsidios a ciertos sectores sociales y los descuentos en las boletas, tampoco hay demasiados datos sobre cuál será la decisión del Gobernador.

En definitiva, se acerca un aumento de la luz, cuya tarifa se encuentra estancada desde hace mucho tiempo, pero que llega en un momento que no es el mejor para la economía mendocina.

Comentá la nota