La próxima semana se determinaría si los trabajadores de La Esperanza obtienen el incremento salarial solicitado

Nuestro medio dialogó con el Director de Trabajo, Gastón Galíndez, quien nos informó los resultados de la audiencia llevada a cabo el día miércoles entre la sindicatura, el gremio y los representantes del comité de acreedores del Ingenio La Esperanza. Destacó que el síndico no ha rechazado de plano la implementación del incremento salarial solicitado por los trabajadores del ingenio, pero que se esperará "un tiempo prudencial" para determinar si dicho aumento pondría en riesgo la continuidad de la empresa.
Galíndez manifestó que "la semana pasada habíamos dispuesto un cuarto intermedio para el día de la fecha (por el miércoles) en la audiencia que se está llevando a cabo en la Dirección Provincial del Trabajo, entre la sindicatura de la quiebra del Ingenio La Esperanza, el sindicato de obreros y empleados del ingenio, y han sido citados también los representantes del comité de acreedores".

En la audiencia realizada la semana pasada, "se había planteado un incremento salarial para los trabajadores del ingenio, que había sido homologado en Buenos Aires para las provincias de Salta y Jujuy. Se supo también que había algún inconveniente técnico, ya que en una empresa que está en quiebra no se aplica de pleno derecho ese acuerdo salarial, sino que hay que hacer ciertos pasos que deben ser cumplidos necesariamente en el expediente judicial de la quiebra".

Respecto a las declaraciones del síndico, "manifestó que, teniendo en cuanta una nueva presentación que ha hecho el sindicato en el expediente judicial, consideraba prudente pasar a un cuarto intermedio en esta Dirección, para completar el informe que eventualmente se iba a presentar también ante el tribunal. Es un informe muy amplio, que tiene que ver con un pedido retroactivo de incremento salarial, así como con una proyección del mismo".

Por lo tanto, "lo que solicitó la sindicatura es un plazo más prudencial para realizar de manera seria ese estudio, sobre si la implementación de este incremento salarial puede llegar a poner en riesgo o no la continuidad de la empresa. No rechazó de plano la implementación del incremento salarial, y el viernes 4 de septiembre se va a anunciar cuándo se van a pagar los haberes correspondientes al mes de agosto, y se verá en todo caso si se da o no con incremento salarial".

Uno de los aspectos positivos de la audiencia "es que ha habido un pleno acuerdo de que se le debe dar una solución de fondo a esta cuestión. Estamos todavía con una empresa en quiebra, que no ha finalizado el procedimiento judicial, y las partes acordaron que se están buscando soluciones temporarias, pero que lo conveniente sería ya ponerse de acuerdo sobre la confección de un pliego licitatorio que contemple todos los intereses de las tres partes en juego".

En este sentido, "proceder a la finalización de este período de quiebra, que venga un nuevo dueño y que ese titular realice las inversiones del caso, que permitan que esta empresa funcione como merece, teniendo en cuenta la cantidad de trabajadores que ocupa".

En lo que hace a los planteos de incrementos salariales, "son en dos partes: un 10% en los primeros meses y un 20% en el mes de julio. Esto no es de una implementación inmediata, sino que el retroactivo en todo caso debe ser autorizado por la jueza de la quiebra, siempre y cuando produzca la sindicatura un informe favorable sobre que su implementación no pone en riesgo la continuidad de la empresa, ni las fuentes laborales de los trabajadores".

En cuanto a la posibilidad de medidas de fuerza, "entendemos que no va a haber: hay una plena conciencia de que la situación está difícil, y de que, pese a eso, los salarios están al día".

Comentá la nota